miércoles, 26 de marzo de 2014

Sociópatas en el mundo laboral. Mobbing


2 comentarios:

  1. Contratacarlo en público, con pruebas, cero agresivamente pero de forma clara, contundente y concisa. No amedrentarse. Si es un jefe entiendo que debe ser muy muy complicado y raramente al subordinado se le tiene en cuenta su versión pero si es un compaéro que no tiene ningún poder jerárquico no hay que dejarse manipuñar. Hay que ignorar pero no dejarse pisar. A los que tienen que soportar a estos perfiles cada día en el trabajo muchos ánimos y mucha valentía :)

    ResponderEliminar
  2. No hay que tenerles miedo porque suelen aprovecharse de eso. Si no es un jefe no hay que tener miramientos, recopilar pruebas, decir las cosas como dice el comentario anterior alto y claro con educación y a poder ser rebatirle ante el público cuando menos se lo espere. Un zasca en toda regla vamos pero quedando uno estupendamente, sino no haber tocado las pelotas.

    ResponderEliminar