miércoles, 2 de marzo de 2016

Hijos de madres narcisistas.

Ya hemos hablado de padres narcisistas y psicópatas. En general son difíciles de detectar pero no tanto como reconocer a una madre con esas características. Las madres narcisistas y psicópatas cuentan con una ventaja adicional: la creencia popular de que las mujeres por ser capaces de dar vida automáticamente son empáticas y cariñosas. En más de un 90% de la población esto puede ser verdad (con matices, por supuesto) pero hay mujeres con desordenes de personalidad, que se autoreconocen como sociópatas o narcisistas y que aun así deciden tener hijos por diversos motivos: por tener “agarrado” a un hombre rico, por tener alguien que la cuide en su vejez, por tener más fuentes de ingreso, para disimular su doble vida o simplemente por capricho. El daño que causan estas mujeres en sus hijos es devastador porque el abuso y la erosión identitaria se prolongan tanto en el tiempo sin ser descubiertos que para cuando los miembros de la familia se dan cuenta de la dinámica perversa de la misma es probable que hayan desarrollado patologías como estrés postraumático complejo (una variante complicada del EPT), fobias, depresión, etc. Después de todo el narcisista o sociópata repitió este ciclo de abuso con sus hijos millones de veces desde su nacimiento y desarticularlo se vuelve complicado.

Las madres narcisistas puede clasificarse en controladoras, o sea, las que quieren dominar todos los aspectos de la vida de sus hijos; o en negligentes, aquellas que abandonarán sus funciones de madre negando contención emocional. Las madres narcisistas con un perfil más controlador tratan de sesgar todos los vínculos de sus hijos con personas sanas para que crean que esa realidad que viven a diario (triangulaciones con sus hermanos o familiares, castigos verbales o físicos cuando no hacen lo que el narcisista decide que hay que hacer, silencios prolongados para forzar un cambio de actitud) es lo normal y no se puede cambiar. Llegan a hablar mal de sus hijos frente a amigos o familiares para aislarlos. En otras ocasiones, cuando la madre tiene un perfil más negligente, pretenderá que sus hijos se hagan cargo de todas las cuestiones de la casa y del mundo adulto para que ella pueda dedicarse a la diversión y el ocio. Sin embargo, cada tanto montará alguna puesta en escena para exhibirse como una madre dedicada frente a los demás. En ambos perfiles de madres, cuando la niña o niño comienza a darse cuenta de que algo está mal e intenta poner distancia, utilizarán la culpa para hacerlos volver a su centro de locura y control.

El curso de acción para comenzar a tratar el abuso narcisista es la reducción o eliminación del contacto; sin embargo, muchos miembros de familias narcisistas se sienten culpables de hacer esto y terminan abandonando la terapia.  Además muchos otros familiares que no logran aceptar que hay algo mal tienden a culpabilizar a la verdadera víctima sumiéndola en la disonancia cognitiva y en la inacción. Lamentablemente esto sucede por la falta de información que hay sobre estos desórdenes.

Una psicoterapeuta que aborda el tema, pero más bien centrándose en la relación madre narcisista-hija mujer, es Karyl McBride en "Madres que no saben amar". "Esta casa no será nunca lo que tú quieres que sea"; "no importa lo que te esfuerces, tu cuerpo nunca será perfecto"; "siempre fuiste una retrasada en matemática, ahora eres negada en economía"; "no te das cuenta que eres una fracasada, cómo quieres que te quieran". Las consecuencias del actuar de esa madre serán que la hija esté siempre cuestionándose, nunca sienta que lo ha hecho suficientemente bien, ni que merece ser reconocida. Según esta autora el narcicismo de las madres daña más a las hijas que a los hijos. Esto sería porque la madre ve en su hija una extensión de sí misma en lugar de una persona independiente. Esto no siempre es así. Las madres narcisistas y psicópatas siempre eligen a un “favorito” y a “chivos expiatorios”. El género no es la variable principal para ocupar esos roles perversos que la madre diseña sino la utilidad que sus hijos puedan tener como suministro (“niño favorito”) o la capacidad de ver detrás de la máscara de su madre (chivo expiatorio).  La autora explica de forma excelente sus rasgos característicos:
Tienen una idea grandiosa de su propia importancia, es decir, exageran sus logros y talentos y esperan que los otros se los reconozcan.
Están obsesionadas con fantasías de éxito, poder y belleza ilimitado.
Creen que son especiales y únicas. Desprecian al resto porque son tontos o insulsos.
Requieren una admiración excesiva.
Creen que están en su derecho de recibir un trato especial.
Son explotadoras interpersonales o sea se aprovechan de los demás para alcanzar sus metas.
Carecen de empatía; no están dispuestas a reconocer los sentimientos y necesidades de los otros.
Con frecuencia envidian a otros y creen que los otros las envidian.
Muestran arrogancia, actitudes o modales altaneros.
Sus necesidades están primero.
Fingen ser buenas madres y buenas esposas pero en la intimidad maltratan, triangulan, abusan a sus más cercanos. Muchas son promiscuas pero logran que pocos sospechen.

Con características así es difícil que una hija o hijo logre una conexión especial con su madre y las consecuencias no se dejan esperan: esa hija tratará bajo todos los medios de ganarse el amor de su progenitora, obtener su atención y nunca sentirá que es capaz de complacerla. Y el daño se va expandiendo, porque esa madre siempre pondrá sus opiniones por sobre la de sus hijos, nunca los apoyará para que sean independiente, y toda la familia girará en torno a ella. Si uno pregunta ¿dónde está el padre? La respuesta evidente es que ese esposo también gira en torno a la madre, porque una narcisista necesita un cónyuge que le permita ser el centro de atención si se desea que ese matrimonio sobreviva. A menudo estos padres están totalmente sobrepasados y les piden a sus hijos que “aguanten” las peculiaridades de la madre para evitar tensión y drama. En la mayoría de los casos, esa hija o hijo en su adultez será muy autoexigente, vivirá permanentemente en guardia y no velará por su propio cuidado. Es más, tenderán a buscar la aprobación que nunca tuvieron y se convierten en blancos atractivos de parejas narcisistas o sociopáticas.

La buena noticia es que este daño se puede reparar y esto pasa por tomar conciencia del problema, aceptar que esa madre mentirosa e insensible nació así y no va a cambiar aunque ella o él le brinden amor incondicional como hijos, no culparse, separarse de ella, vivir el duelo, buscar ayuda profesional y tener la certeza de que no va a repetir las conductas de su madre porque, a diferencia de su progenitora, el hijo o la hija sí tienen empatía.  Un libro que recomendamos para aquellos que no solo sufrieron la manipulación y el abuso psicológico típico sino también maltrato extremo como golpes físicos o ataques sexuales (las madres narcisistas negligentes suelen traer a sus múltiples parejas a la casa y no prestan atención si estos hombres abusan de sus hijas) es el de la Dra. Judith Herman “Trauma y recuperación”. No es un libro fácil en el sentido emocional ya que los relatos son crudos pero sí es revelador y brinda esperanzas aún para personas sobrevivientes de madres y padres psicópatas sádicos. Es recomendable tanto para víctimas como también para terapeutas que se quieran especializar en sobrevivientes de violencia doméstica y abuso sexual. Divide el proceso de recuperación en tres partes: establecer seguridad y empoderamiento en el paciente; duelo y revisión del pasado (esto se hace luego de brindarle contención y seguridad para que no se descompensen); y por último la reconexión con una nueva vida y con vínculos que le brinden seguridad. El libro de Herman merece ser tratado con exhaustividad en una próxima entrada sobre recuperación del estrés postraumático pero no queríamos dejar de mencionarlo ya que entiende que el abuso de un niño, cuyo su psiquismo está en desarrollo y es una arcilla demasiado moldeable, es uno de los más terribles, más aun que el que sufren las parejas de personas con psicopatía o narcisismo. Asimismo, incluye muchas técnicas terapéuticas de interés para investigar y elegir el tratamiento que le parezca más conveniente.

22 comentarios:

  1. Gracias por este pedazo de artículo.
    Me viene a la cabeza la película Precious, la escena final de la entrevista a la madre con la asistente social es clarificadora.
    Dejo aquí un artículo de Herman que me pareció clarificador también. https://trastornosdisociativos.files.wordpress.com/2012/10/herman.pdf

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese artículo de Herman me ayudó a entender por qué algunos terapeutas niegan o dudan del trauma. El trauma desafía el equilibrio emocional, no solo de la víctima, sino del terapeuta.
      Son necesarias grandes dosis de humor diarias, bromear mucho, para mantenerse sano.

      Eliminar
  2. Hola a todos.
    De todo lo que voy leyendo en el blog, para las personas que quieran saber más sobre estos temas, recomiendo los libros de Susan Forward: Chantaje emocional, y Mothers who can´t love. Este último no lo he conseguido en español, pero si sabes algo de inglés y tienes la aplicación Kindle para Samsung, comprándolo en ebook con formato compatible para Kindle, se puede ir leyendo seleccionar texto del libro y lo traduce automáticamente.

    ResponderEliminar
  3. Hola!, pasaba por aquí y me ha venido a la cabeza algo que me pasó. La comparto por si a alguien más le pasó y esto le pueda ayudar:

    Cuando te has criado en un hogar con narcisistas, llegas a blogs o libros donde hablan del maltrato emocional, entiendes todo lo que está mal. Pero echas en falta una cosa ¿cómo es bien? ¿cómo es una familia, una relación equilibrada? Porque los libros están llenos de lo que no está bien...pero cuando falta referencias de lo bueno, a veces cuesta encontrarlas. Aquí iré dejando una lista para las personas que se encuentren en esa tesitura.

    La persona que quiere contigo una relación sana (ya sea de amistad, pareja, en el trabajo, en la familia):
    1) Nunca se ve con derecho a controlarlo todo o a controlar a todos.
    2) Es antimanipuladora y antidominadora.
    3)Es determinada, no autoritaria. No dice las cosas de mala manera.
    4) Respeta los derechos y las necesidades de los demás.
    5) Considera que es importante lo que estés haciendo con tu tiempo, y si necesita ayuda te la pedirá, pero lo si puedes.
    6) No infunde miedo o provoca autocensura.
    7) Jamás permite que estés en situaciones humillantes.
    8) No se pone insoportable o te hace papelones.
    9) Es importante para ella lo que los demás vivan, sientan o piensen.
    10) Es toletante consigo y con los demás.
    11) Siempre busca el tiempo para fijarse, escuchar o repetir.
    12) Acepta estar en desacuerdo y que estén en desacuerdo con ella.
    13) No quiere que alguien se le someta o que le entregue su ser.
    14) Jamás trata a otra persona como objeto. Respeta siempre y no manipula.

    ResponderEliminar
  4. (continúo con el pos anterior)
    15) Jamás obliga o deja que otra persona se sienta obligada a hacerse responsable de sus cosas.
    16) Jamás avergüenza a otros o los incomoda o los pone en evidencia con bromas o ironía, en situaciones íntimas o privadas de otros.
    17) Después de lo anterior, jamás diría "era broma", "¿te has enfadado?" Jamás!!. Jamás utiliza la diversión y simpatía para liberar agresividad.
    18) Jamás son lobos con piel de cordero.
    19) No deja que otros resuelvan situaciones suyas, bien porque les cueste enfrentarlas o para no exponerse a resultados que no son exitosos o porque sabe que no son correctas, jamás!.
    20) No intenta obtener beneficios a costa de otros. Jamás condiciona algo que tú quieras a que se realicen sus deseos.
    21) Jamás se arroja el derecho de saber lo que va a pasar. Siempre acepta otros aspectos de la realidad como diferentes a lo que piensa o sabe.
    22) No sobrevalora su punto de vista y jamás te paraliza por medio del temor.
    23) No encanta o trata amablemente a alguien para que se adhiera a todas sus demandas y consienta.
    24) No induce a comprar lo que no se necesita.
    25) Jamás influye para que alguien tome una decisión y menos apresurada.
    26) No utiliza la generosidad para manipular. No ayuda para más tarde "cobrársela". Jamás deja que el otro cree dependencia. Jamás permite que alguien se someta a lo que no quiere.
    27) No acapara la conversación ni apabulla con conocimientos. Jamás pone en evidencia a alguien o intenta humillarlo.

    ResponderEliminar
  5. (Continúo con el post anterior)
    28) Jamás tiene una reacción explosiva para ejercer dominio sobre otra persona.
    29) No intentan que otros se hagan cargo de ellos cuando lo que han hecho es descuidar su dinero, su futuro o sus relaciones afectivas.
    30) No quiere que los demás se pongan a su servicio o a satisfacer sus demandas. No se muestra ineficaz para su conveniencia.
    31) No manipula haciendo presagios sobre una enfermedad que tuviera.
    32) No necesita mentir, y menos para obtener los resultados que quiere.
    33) Jamás promueve división y menos para aprovecharse de lo que pudiera obtener con la discordia. Jamás genera antagonismos y mucho menos con sus hijos.
    34) Se cuestiona sus actitudes
    35) Jamás rebaja a nadie. No quiere más poder que el suyo propio (natural que tiene cada persona).
    36) Confía en si mismo, no reprime sentimientos personales
    37) No ahoga a otra persona para salvarse aunque se esté ahogando.

    ResponderEliminar
  6. 38) Puede conciliar dos deseos, el suyo y el de la otra persona. Tiene espacio donde se comparten deseos. Le gusta compartir, no lo quiere todo.
    39) Deja que los pensamientos de otros sean libres.
    40) No intenta controlar los sentimientos de otros, ni tampoco intenta controlar las acciones de otra persona.
    41) Le gusta que haya muchas miradas sobre algo y muchos deseos distintos. No cree que haya una verdad incuestionable o universal.
    42) Jamás piensa que sabe más de los sentimientos de una persona que la persona misma.
    43) Sabe ponerse en los zapatos del otro. Trata a los demás con reconocimiento. Se siente segura y esto le permite vivir la intimidad compartida.
    44) Puede relacionarse cooperativamente.
    45) Jamás da espacio a que le manipulen, ni un poco, nada!. Sabe que en ello se juega la salud y la vida

    ResponderEliminar
  7. Y sigue la lista ..Las relaciones sanas, se pueden vivir con una persona que :
    46) Enfrenta las situaciones aunque le resulten incómodas
    47) Respeta la libertad de expresión. Da tiempo para que otras persona piense la respuesta.
    48) Sus opiniones, comportamientos y sentimientos son los mismos con cualquier persona y situación.
    49) Sabe que todos tenemos derecho a cambiar de opinión
    50) Admite sus errores y los de otros. Acepta las críticas.
    51) No acusa y menos a alguien vulnerable
    52) Lo diferente les crea curiosidad y no buscan controlar a nadie.
    53) No se creen con ningún don especial. Aprenden de muchas personas.
    54) Cuentan con todos los datos para valorar las situaciones
    55) Cuida los vínculos sin aprovecharse ni de familia, ni de amistad, ni de amor, ni de profesión.
    56) No echa culpas
    57) Escucha respetuosamente y con todo el tiempo del mundo aunque no tenga nada que ganar
    58) Jamás hace nada que desestabilice a sus oponentes
    59) No considera la mentira como un recurso
    60) Respeta el tiempo de los otros
    61) Si va a un encuentro con otra persona no va solo si hay intención de sacar tajada
    62) No hace "interpretaciones" de lo que les dices. Deja libre a los demás.
    63) No seducen para conseguir halagos, regalos, vendiendo imagen de seguridad o protección.
    64) Su presencia no crea sensación de malestar o asfixia o falta de libertad
    65) No se considera un tema de conversación
    66) No crean imagen de soledad, probreza o enfermedad para que se les compadezca.
    67) No tiene habilidad para detectar víctimas o para saber el tipo de seducción más efectivo con cada víctima.

    Y repito, jamás da espacio para la manipulación, ni un poquito, nada, porque sabe que en ello se le va la salud y la vida

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! Al leer cada punto me doy cuenta que la pareja que tengo me da una relación sana y amorosa...soy víctima de una madre narcisista y un padre el cual fue alejado de nosotras...la verdad no es fácil y es muy triste si no tienes apoyo y amor

      Eliminar
    2. Gracias yo también me preguntaba después de una relación controladora como era una relación sana por que no tenía ni idea.Buen punto

      Eliminar
  8. Gracias ¡ has descrito a la persona perfecta pero la lista es muy buena llamándome la atención lo de no dejar espacio a la manipulación; muy correcto y aquí "fallamos" muchas veces; es un peligroso factor de vulnerabilidad ante parasitos y depredadores.

    ResponderEliminar
  9. Este tema hace que se me revuelva todo. Fui hija de una mujer narcisista maligna y mi padre fue su herramienta, un cobarde.
    Hasta hace bien poco sentía una pena tremenda hacia él, pero claro... cualquier persona un poquito mejor que esa "señora", para mi era un ángel. Contacto cero. Con mi padre muy de vez en cuando sé algo de él, pero respondo en base a la "piedra gris". Yo diría que peor que parejas narcisistas son unos padres en esas condiciones. Te sientes violada hasta el infinito. Un objeto, una escoria...algo creado para ser pisoteado, como su juguete...no hay maltrato tan grande.
    Muy a menudo pensé en la mala suerte que yo tenía por haber tenido unos padres así...pero a medida que he ido leyendo, te das cuenta que un gran porcentaje de la población son psicópatas...y ya no te sientes tan desgraciada.No hablo del 4%. Ese es el clínico, el que está fatal. Hablo del encubierto, el que vive entre nosotros. Son muchos más.
    Porque cuando te das cuenta de la cantidad de psicópatas que hay y también personas que no llegan a serlo pero que sus acciones, su comportamiento llegan a hacer el mismo daño (y son la mayoría, bien por su falta de consciencia o miedos) te das cuenta que pocas personas con bondad, amor, compasión...hay DE VERDAD. Es decir, que no me extraña que haya muchas víctimas de malos tratos por madres narcisistas. Que por cierto es un tema tabú.
    Luego está la vergüenza, la impotencia de no poder hablar abiertamente de esto a la gente. Eso de que no te hables con tus padres...directamente sin preguntar muchos creen que eres tu la rara. Casi tienes que decir que has sido violada para que crean en ti y te consideren.
    Es muy fuerte este tema y me indigna infinitamente.
    Al final, fui buscando en los hombres aquella sensación de calor, de hogar que nunca tuve y en especial de amor incondicional. Resultado: víctima de dos parejas psicópatas. Toda una colección.
    Ahora por fin separada con un hijo en común con mi última pareja psicópata, pero al menos éste no parece ser un super maligno (aunque nunca bajo la guardia).
    Es agotador vivir asi y en especial es MUY TRISTE. No haber recibido amor de nadie (salvo el de mi hijo y mis amadas amigas). Y que todo con lo que tu sueñas no existe, al menos en dosis muy altas. Lo de vivir una historia de amor verdadera ya se lo dejo a las películas.
    Ya inteno no proyectar mis sueños en nadie y vivir con lo que observo. Y la verdad es que se me hace triste.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. qué pena, un abrazo grande, ojalá esas cosas que ya das por hecho que no, lleguen, y sea genial

      Eliminar
    2. Mucha fuerza amiga. Tengo una hija de 2 años y medio que vive con su madre narcisista. Es una lucha tremenda día a día. A mi ya no me daña porque logré salir de ese infierno, pero temo por mi pequeña princesa. Ella sabe que con lo único que puede dañarme es con mi hija.

      Sólo me queda entregarle un amor inmenso y puro a mi hija cada vez que estamos juntos, inculcarle buenos sentimientos y que vea en mi un hombre bueno que sea un ejemplo de vida. Sin embargo, me angustia saber que la maldad de su madre se le traspase a ella y finalmente la haga ser una mujer mala, con odio y quizás colocarla en mi contra.

      Eliminar
    3. Mucha fuerza amiga. Tengo una hija de 2 años y medio que vive con su madre narcisista. Es una lucha tremenda día a día. A mi ya no me daña porque logré salir de ese infierno, pero temo por mi pequeña princesa. Ella sabe que con lo único que puede dañarme es con mi hija.

      Sólo me queda entregarle un amor inmenso y puro a mi hija cada vez que estamos juntos, inculcarle buenos sentimientos y que vea en mi un hombre bueno que sea un ejemplo de vida. Sin embargo, me angustia saber que la maldad de su madre se le traspase a ella y finalmente la haga ser una mujer mala, con odio y quizás colocarla en mi contra.

      Eliminar
    4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    5. Hola Carlos, lei tu comentario. Yo fui criada por una madre narcisista y lo pase muy mal, me sentía manipulada, usada. Intente de todo para poder lograr mas amor de mi madre pero no lo logre. Ahora de grande ella dice que me ama, con un amor que aun no logro entender, un amor empañado con golpes, malos tratos, amenazas y manipulación. Siempre me sentí muy sola, casi no tenia amigas. Hoy pienso "Si tan solo mi papa me hubiera defendido, apoyado...todo hubiera sido tan distinto...yo no tenia a nadie, incluso muchas veces me cuestione mi existencia, me sentía invisible, nadie veía mi dolor. A pesar de todo esto hoy soy una persona exitosa, logre sacar un titulo, encontré un hombre maravilloso que me enseño a valorarme a mi misma y tengo dos hijas que son mi vida. Soy una persona muy sensible al dolor de los demás, tengo muchas cicatrices y eso me hace tener mas empatía con las personas que me rodean, y tengo mucha resiliencia. Sigue adelante, no dejes sola a tu hija, tu serás un apoyo fundamental en su vida, ella lograra salir adelante con tu apoyo y no necesariamente de le traspasara la maldad de su madre. Animo, tu puedes marcar una gran diferencia en la vida de tu hija. Te lo digo de todo corazón.

      Eliminar
  10. La verdad es que el 90% de los testimonios son de experiencias en pareja pero sufrir esto de unos padres ha de ser devastador. La parte buena Alda es que lo tienes detectado, que son años imagino de ayuda profesional y sobretodo en aumentar tu autoestima de las que todos/as los de por aquí parece que vamos escasos. Mucha fuerza :)

    ResponderEliminar
  11. Gracias por tan interesante blog, dure 29 años casada con un psicopats narcicista, quisiera saber acerca de los estudios médicos que comprueban esto, mi ex pareja alguna vez se hizo una tomografía del cerebro y salía un punto brillante en la parte superior en medio del cerebro, los neurólogos jamás pudieron saber que era, ahora que leí este blog, me di cuenta que también fue criado por una madre narcisista y vivir con el fue un infierno, tengo que seguir en contacto con el por mis hijos y lo económico, se necesita valor para enfrentarlos,tarde en darme cuenta, pero me di el valor y pude decirle todo lo que pensaba de el, cómo ayudar a mis hijos?

    ResponderEliminar
  12. Me identifico tanto!! sali de casa y me casé prematuramente por huir de ese infierno y en el que me metí no voy a decir que era peor, aunque si que no era el adecuado, pero bueno, esa es otra historia.. yo ya sabía que no me casaba enamorada y así sigo 27 años después, pues sigo con él por pena o..quizás por miedo, la verdad es que ni lo sé.
    Mi madre ahora que ya es mayor,no para de recurrir a mí, pese a que somos 6 hermanos, porque soy la única que atiendo a sus llamadas, pero aun así me hace desprecios constantes, sin embargo, yo ahí sigo iéndola a ver y aguantando sus impertinencias y odiosas comparaciones..Se comporta como una niña caprichosa, dice que quiere tener a todos sus hijos alrededor cuidándola cuando nos ha machacado y ninguno quiere saber nada de ella, pero ella eso no lo ve... cree que somos unos raros y unos desagradecidos, pues ella se vende como que ha sido una madre sacrificada y entregada a sus hijos,cuando desde que se quedó viuda, se medio deshizo de la mayoría metiéndonos internos en colegios de huérfanos gratuitos donde no recibíamos ni una triste llamada telefónica. Ella se dedicó a salir por ahí con hombres y amigas, siempre arregladísma ..siempre vanagloriándose de que los hombres se volvían locos por ella, de hecho aun lo cree cuando está hecha un desastre. Yo en realidad, es como si estuviera buscando continuamente su aprobación,su amor y eso, como bien dices, nunca va a suceder. Ahora está totalmente abandonada, dejada, se ha puesto muy obesa,apenas puede andar, su higiene deja mucho que desear... pero yo no me siento capaz de cuidarla, entre otras cosas,por que tampoco se deja hacer, tiene que ser lo que a ella le da la gana... si no quiere ducharse, no hay quien la meta en la ducha... no quiere dar ni un paso por su salud.. Es una persona insufrible, me cuesta decirlo pero es así y, sin embargo,le cojo el teléfono siempre que me llama , la traigo a mi casa a comer pese a los desplantes que nos hace y a que su falta de higiene me avergüenza frente a mi marido y mis hijos... y la voy a visitar porque no tengo conciencia de dejarla tirada y ella se aprovecha de eso y aunque ahora está ya tan abandonada por todos que me va valorando un poco más lo que hago, en realidad,pienso que no me quiere,no puedo contarle nada, ni bueno ni malo, porque no me escucha...Desgraciadamente, vivo constantemente buscando una madre y busco en la persona equivocada que es mi propia madre.

    ResponderEliminar
  13. hola necesito una opinion de mi caso...aver yo fui criado por una madre narcisista tengo 5 hermano del cual yo soy el 6to y el menor, mi madre jamas se preocupo pormi ni me demostro nada bueno ya sabemos los factores....el tema es que mis hermanos siempre estubieron al tanto de mi y saben la condicion de ella y no lo aceptan lo niegan y ya a estas alturas se alejaron de mi porque yo decidi alejarme de mi mama ya que piensan que no es correcto que un chico no quiera a su madre y nose a hacer

    ResponderEliminar
  14. hola aallen. te entiendo. yo tengo una madre asi y no tengo idea q hacer. no me atrevo decir nada pq es una tirania si digo algo todos me odiaran posiblemente se iran de su lado.creo q mi hermana tambien.nimodo hacer tu vida solo o si tienes una pareja con esa persona y agarrarte de Dios. no hay opcion pq vivir asi no es nada sano.es mi humilde opinion.un abrazo

    ResponderEliminar