sábado, 1 de agosto de 2015

¿Hasta dónde llegan las perversiones de psicópatas y narcisistas?

Son muchos los comentarios que recibimos concernientes al grado de perversión sexual que puede llegar a tener un psicópata o un narcisista. No solo las preocupaciones se basan en el daño que sus gustos “peculiares” podrían llegar a tener sobre la salud física y mental de sus parejas sino que detrás de estas preguntas angustiosas sobrevuela el fantasma del abuso infantil. No todos los psicópatas tienen gustos sexuales absolutamente desviados ya que muchos ponen toda su atención en el poder, el dinero y el control de los demás. Sin embargo hay muchos otros casos en que el sexo es el centro de la sus vidas, es la droga que les provee algún tipo de emoción superficial a sus vacías personas.

Aclaremos que no todos los perversos son psicópatas, por ejemplo el voyeur o el fetichista, cuyo comportamiento suele no afectar en gran medida a otras personas, podría  mostrar tendencias psicopáticas mínimas. Por el contrario, los psicópatas y narcisistas son perversos por el mero hecho de obtener placer dañando a los demás. En un gran porcentaje la perversión se desplaza automáticamente sobre el área de la sexualidad.

Lo más común es que tengan múltiples parejas a las que engañen fingiendo monogamia sin involucrarse en prácticas demasiado perversas y sin afectar a menores. No obstante, el frenesí les dura poco tiempo y comienzan a buscar aventuras más fuertes: sexo en grupo, sadomasoquismo, etc. Una de las cosas que les produce mucho placer es el ir corriendo los límites sexuales de sus parejas más o menos estables. Por ejemplo los manipulan para que tengan sexo con otras parejas delante de ellos, cosa que las víctimas jamás hubieran aceptado si no estuvieran bajo el efecto totalizador y corrosivo del sociópata en sus vidas. El doctor Marietán comenta sobre pacientes que se volvieron esclavos de las ocurrencias del psicópata a los que denomina complementarios. Estos hombres o mujeres ceden a las presiones y terminan haciendo cosas perversas. Además de los complementarios, hace hincapié en un grupo especial de individuos que podrían tener una especie de “perverso” dormido y que, satisfaciendo al psicópata, se convierten en coparticipes gozosos de sus juegos perversos. En su sitio web una mujer narra su historia con un personaje famoso que la fue sometiendo tanto profesionalmente como sexualmente a cosas degradantes. Los intercambios de roles y de parejas eran comunes para él y ella lo tomó como algo natural en una relación apasionada. La gente le comenzó a resultar aburrida y tonta. Comenzó a imitar a su psicópata; se sentía superior a todos, la gente común le parecía obvia. Por el contrario, cuando estaba con su psicópata se sentía una basura y dudaba de todo. Éste fue instruyéndola en todo tipo de prácticas hasta que la invitó a tener sexo con niños. Ella se negó a hacerlo  pero, aun así, siguió muchos años siendo su amante a pesar de que él le había confesado que hacía “viajes” a destinos en donde él concretaba estas fantasías. Lo único que a ella le angustiaba era que a su esposa y a otras mujeres él parecía prestarles más atención que a ella. ¿Por qué no denunció  a esta persona que quería tener sexo “con niñas de 7 años” (cita textual)? Y suponiendo que esta persona tenía ante la opinión pública una fachada tan inviolable que hacía imposible exponerlo ¿No hubiera sido lógico alejarse de semejante monstruo inmediatamente? Esto no ocurrió. Puedes ver casos como este en la web del Dr. Marietan pero te advertimos que si estás en proceso de sanación, su lectura puede resultar contraproducente. No nos gusta recurrir a ellos salvo para ilustrar situaciones extremas como las que estamos tratando hoy.

Afortunadamente estos casos en que los complementarios normalizan la perversidad  en nombre de la relación no son mayoría. Si bien en  ocasiones el psicópata logra “contagiar” ciertos comportamientos perversos a sus víctimas de forma irreversible; en  la mayoría de los casos las víctimas consienten hasta un punto buscando la aceptación del perverso. Pero en cuanto cruzan fronteras no negociables, logran poner límites.

Los narcisistas y psicópatas juegan con distintas variables para hacer que las presas exploren cosas con las que no están de acuerdo:

Los acusan de puritanos/frígida/poco hombre si no aceptan.
Les aseguran que todos lo practican (ya hemos hablado de las falacias ad populum en otra entrada)
Los convencen de que son la mejor pareja sexual de toda su vida, con la que tiene más química y por eso les proponen esta novedad. Sus víctimas quieren estar a la altura de ese mito que el psicópata ha creado. A todas sus parejas le dice exactamente lo mismo.
Amenazan con marcharse o hacerlo con una persona que sea más liberal, más ardiente.
Prometen a sus parejas que dejarán de tener tantos amoríos si ellos/as exploran esa fantasía que los/las obsesionan.

Estos son algunos de los mecanismos para presionar a sus parejas a hacer cosas fuera de sus rangos de aceptabilidad. Pero volviendo al caso de los menores. ¿Qué tan común es? Muchos psicópatas abusan de menores pero no dentro de su familia. Para atraer adolescentes,  además de utilizar el tipo de discurso anteriormente mencionado, recurren  a extorsiones para obligarlos a callar como filmarlos para que todos los vean o decirles que sus padres y la comunidad entera no les van a creer si tratan de exponerlos. Martha Stout en su libro “The sociopath next door” narra la historia de un director de colegio secundario que tiene sexo con jovencitas mientras que para con su hija es exigente y moralista. Sin embargo, su hija descubre no solo sus aventuras sino su doble vida como narcotraficante.

Hay una porción mucho menor aun de psicópatas que abusan de sus hijos. En algunos casos las madres se dan cuenta y huyen; en otros las mujeres cuya anulación llega a niveles terroríficos niegan la evidencia y continúan con él. No queremos dejarte intranquila/o, realmente estos casos son un porcentaje pequeño comparado a los psicópatas cuyas conductas sexuales no llegan a extremos tan horrendos.  De todas formas copiamos a continuación algunos consejos del doctor Norberto Garrote, jefe del Servicio de Violencia Familiar del hospital Elizalde (Argentina), para detectar abuso en niños pequeños:

“A diferencia de una violación, que en general es provocada por un extraño y en una única oportunidad, El acto abusivo en general se produce como consecuencia de una instalación lenta y paulatina de un proceso de seducción que se da en un marco de confianza. El abusador, que parece un buen tipo, va dejando señales en el camino que se pueden leer con anticipación. Prepara a su víctima, la sexualiza mediante estrategias disfrazadas de cuidados paternales, como dormir con el menor o compartir el baño como si fuese una actividad inocente de cuidado e higiene, la expone a imágenes inapropiadas (de su propio cuerpo o a través de videos no necesariamente pornográficos pero sí de contenido erótico) o le da información que no respeta la edad evolutiva del niño, con el pretexto de ofrecerle clases de educación sexual.”

Si sospechas abuso sexual presta atención si el niño:

Tiene dificultad al caminar o sentarse
De repente rehúsa a cambiarse para el gimnasio o participar en actividades físicas
Te cuenta que tiene pesadillas o empieza a mojar la cama
Experimenta un repente cambio de apetito
Demuestra conocimiento o comportamiento sexual que es inusual y sofisticado
Se embaraza o contrae una enfermedad transmitida sexualmente (STD) o una infección transmitida sexualmente (STI) – particularmente si tiene menos de 14 años de edad
Se va de la casa
Reporta abuso sexual por un pariente (padre/madre) u otro persona responsable de su cuidado

Para más información puedes recurrir a este sitio web: www.abusosexualinfantilno.org

En conclusión, casi todos los psicópatas tienen algún grado de perversión sexual que en la mayoría de los casos es lisa y llanamente promiscuidad y engaño permanente, otros llegan a exhibir  prácticas rechazadas por la gran mayoría de la sociedad pero que no involucra a menores  y en otros casos (estadísticamente un número menor) los sociópatas someten por la fuerza a sus víctimas o abusan sexualmente de menores. No te quedes a comprobar si tu pareja o ex pareja es una versión light o hardcore de perverso. MANTÉN EL CONTACTO CERO O EL CONTACTO MÍNIMO Y SUPERVISA A TUS HIJOS PERO SIN ALARMARLOS.

19 comentarios:

  1. A mi algo que siempre me llamó mucho la atención de él era la relación que mantenía con las hijas de una ex. Son niñas pequeñas (9 y 4 años ahora), que pasaban y pasan temporadas a solas con él, durmiendo en su cama. El se ocupa de su aseo y las fotografía continuamente. Mi instinto me dice que ahí hay algo insano, pero no quiero ser paranoíca. Me extraña mucho que, siendo tan frío y egoísta, se preocupe por el bienestar de unas niñas que no son suyas. Sencillamente no cuadra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que no cuadra pero desde aquí deseamos de todo corazón que realmente lo mueva algún dejo de sentimiento por las niñas. Es escalofriante.

      Eliminar
  2. Este tipo en cuestión se dedicaba a enamorar mujeres en internet con el sólo fin de tener cibersexo con todas ellas, yo me preguntó porque hacerlo de esa manera ósea involucrando los sentimientos de estas mujeres y haciéndolas sufrir, pudiendo el pagar por eso ya que el es un hombre con poder y dinero, todo para alimentar su ego y sus perversas fantasías.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que se trata de una cuestión de control y poder. Hay que entender la mente de estos seres ( ¿humanos?). No se rigen por los mismos parámetros que el resto de nosotros. El placer que ellos puedan sentir tiene una dimensión distinta, patológica a nuestros ojos. No vale la pena perder el tiempo intentando comprender sus razones, hay que olvidarlos y siempre EVITARLOS,. Solo saben hacer daño a los que pensamos que en este mundo estamos para ayudarnos y entendernos. Son depredadores, viven para cazar y poseer. Primitivos, con emociones básicas, como los reptiles, así funciona su cerebro. Hasta que eso no se entiende no se puede superar, puedes desperdiciar toda una vida intentando entender sus reacciones: ¡perdida absoluta de tiempo y esfuerzo!. No te lo tomes como algo personal, lo hacen con todos y a todos los niveles. Tu has tenido la suerte de atisbar su maldad porque has acudido a este blog. Olvida y vive, hay gente buena, no permitas que te amarguen la vida ni sufras por ellos, ¡les importa un comino!. ¡Ánimo!

      Eliminar
    2. Excelente comentario. Es terrible darse cuenta de que hacen mal porque sí. Entonces, tratemos de no dedicarles un minuto más a entenderlos y dedicar esa energía a mejorarnos y a recuperarnos.

      Eliminar
    3. Ah, y no quiere pagar....lo que quiere es sentir que tiene el "encanto" de hacer que las víctimas transgredan sus propios principios. Si pagasen serían simplemente neuróticos, fetichistas. Eso para ellos es demasiado "común"

      Eliminar
    4. Efectivamente así es. En mi caso se trató de una relación extra matrimonial de larga duración con alguien que había sido mi pareja años antes. Ha sido horrible. Los momentos de felicidad eran mininos, pasando rápidamente a periodos de incertidumbre y humillación. Nunca podía estar segura de él. Me mentía continuamente, incluso en las cosas que no tenían importancia. Invitaba a su casa a "amigas", supuestamente para " ayudarlas". Me besaba a escondidas de ellas o incluso las hacia irse para que nosotros tuviéramos relaciones sexuales. Yo no entendía nada. Por otra parte me sentía muy culpable por mi marido, al que quiero mucho pero con el que estaba pasando una racha muy mala debido a su trabajo, que lo obligaba a ausentarse mucho de casa. Hace un año que leí sobre psicopatía y narcisismo y las banderas rojas se agitaron todas. Me ha costado mucho salir de esta historia, sobre todo porque yo pretendía entender porque se comportaba así. Eso ha hecho que mi resolución de contacto cero se retrasará y consecuentemente mi etapa de curación. Ahora ya estoy en ella. Hay momentos muy difíciles en los que me siento embargada por la ira, por la rabia, pero practicar mindfulness me ha ayudado mucho. Saludos para todas las que hemos estado en esa situación.

      Eliminar
    5. Estoy segura de que mi ex psicopata era masoquista (o le gustaba)por que cuando la relacion iva bien ,siempre el arruinaba todo y cuando lo ignoraba me perseguia para que lo perdonara y asi nuevamente ,la ultima vez que supe de el ,trataba de conquistar a muchas mujeres entre ellas prostitutas o mujeres mayores ,y ahora se esta ligando a una madre soltera con una pinta de prostituta con muchos amiguitos ,por eso pienso que es masoquista por que le exitan las mujeres que lo hacen sufrir,incluso pienso que le encantaria que esa zorra a la que se liga le pusiera el cuerno ,ya que se muestra tan debil y sumiso ,pero a la vez el tambien es infiel , creo que le exitan las relaciones destructivas les provoca placer ser un cornudo y que se aprovechen de el ,en pocas palabras un degenerado ya que busca mujeres bien putas que lo enganen y el ademas busca terceras parejas para ser infiel ,cada vez que lo nuestro parecia bien osea estabamos felices el arruinaba esa felicidad
      Haciendo lo contrario ,ahora estoy feliz de haberme liberado de este masoquista asqueroso que jamas va a ser feliz ,siempre va a buscar ser pisoteado o humillado por el resto y yo quiero un hombre digno no un espantapajaros sufrido y enfermo como el y autodestructivo ,su camino sera el sufrimiento por que segun el eso merecia
      Es un enfermo mental ,cobarde y sumiso un asco de persona .por que no tiene dignidad
      Y busca el caos en cada relacion con infidelidades o mujeres putas y promiscuas por lo cual yo no soy asi y por eso lo borre completamente de mi vida ,a el y sus perversiones , le espera un largo camino de desiluciones por que el lo elige o le gusta.

      Eliminar
  3. Ahora logro entender muchas de sus actitudes aunque nuestra relación fue cibernética el tenía comportamientos muy extraños que cuando estaba dormida por sus encantos no alcanzaba a entender o me hacia la tonta siempre justificando todo lo que hacia y decia, recuerdo que en una ocasión me dijo que el me amaba como cuando dos hombres se aman, también hacia con señas como haciendo sexo oral a un hombre luego se reía y decía que estaba bromeando, quizá eran señales de su bisexualidad.

    ResponderEliminar
  4. La vida es buena cuando tiene sus seres queridos a su alrededor, estoy diciendo esto porque cuando tuve problemas con mi amante nunca visto la vida como algo bueno pero gracias al Dr. AGBAZARA de AGBAZARA TEMPLO, por ayudarme a lanzar un hechizo que traído a mi amante de nuevo a mí en el plazo de 48 horas. Mi marido me dejó por otra mujer después de 7 años de matrimonio, pero Dr.AGBAZARA ayúdame a un hechizo que lo trajo de nuevo a mí dentro de 48 horas. No voy a decirte más detalles acerca de mí mismo y no sólo voy a aconsejar a aquellos que están teniendo problemas en relación existe o matrimonios en contactar Dr.AGBAZARA TEMPLO través de estos detalles a través de;
    (agbazara@gmail.com) o llamarlo por (+2348104102662).

    ResponderEliminar
  5. El narcisismo es el rasgo primordial del histérico

    Cada vez es más frecuente que los hombres tomen la iniciativa en relaciones y luego desaparezcan o esquiven a la persona que parecía ser el objeto de sus deseos. Esto deja desconcertadas a muchas mujeres que se ven obligadas a tomar nuevos roles en las relaciones interpersonales. Los hombres histéricos avanzan, valiéndose de una gran capacidad de seducción que “ciega” a muchas mujeres. Ellas son deslumbradas, pero sus esperanzas se desvanecen, porque el deseo de ellos se queda solamente en eso: impactar a la vista sin concretar nada. El desafío por delante para las mujeres parece ser comenzar a relacionar con este nuevo tipo de hombres, conociendo cuáles pueden ser los riesgos, o sencillamente evitando el deslumbramiento. Estos El narcisismo es el rasgo primordial del histérico

    Cada vez es más frecuente que los hombres tomen la iniciativa en relaciones y luego desaparezcan o esquiven a la persona que parecía ser el objeto de sus deseos. Esto deja desconcertadas a muchas mujeres que se ven obligadas a tomar nuevos roles en las relaciones interpersonales. Los hombres histéricos avanzan, valiéndose de una gran capacidad de seducción que “ciega” a muchas mujeres. Ellas son deslumbradas, pero sus esperanzas se desvanecen, porque el deseo de ellos se queda solamente en eso: impactar a la vista sin concretar nada. El desafío por delante para las mujeres parece ser comenzar a relacionar con este nuevo tipo de hombres, conociendo cuáles pueden ser los riesgos, o sencillamente evitando el deslumbramiento. Estos cambios también se reflejan en las relaciones: la mujer, al cambiar, produjo una modificación en el varón, ya que ahora ella avanza en la conquista y él la histeriquea. Este tipo de hombre que desafía a las mujeres con sus actitudes tiene una exacerbada expresión social. Muestra todo un despliegue teatral; deseando ser el centro de la atención y de las miradas de los demás. Además, se muestran obsesionados por seducir. la seducción no sólo está dirigida a las mujeres, sino también hacia otros varones. La frivolidad en las relaciones, la elocuencia y la insinuación son también rasgos característicos. Desde la perspectiva psicológica la estructura de las personas histéricas tiene como centro la seducción y la castración. Lo que moviliza a la histeria no es el acto mismo, es el proceso del acto. No es la consumación de un acto sexual, sino la incitación a él, es generar el proceso de seducción y tener la posibilidad de concretarlo. El origen de esta personalidad, obedece a “una compleja trama inconsciente” cuyo origen se relaciona a vivencias infantiles de carácter sexual. La histeria masculina presenta un fuerte sentimiento de angustia”, y estos hombres en las relaciones interpersonales se muestran desconsiderados, hipócritas, manipuladores, dependientes, y con dificultades y disfunciones sexuales.

    ResponderEliminar
  6. Personalidad histérico? Nunca había escuchado este término, pero todo suena muy lógico y encaja ala perfección en la personalidad narcisista, gracias por este aporte, nos hace falta estar más informados al respecto.

    ResponderEliminar
  7. Una gran paradojaSigmund Freud, quien introdujo el término narcisista en el sicoanálisis, sostenía que los sujetos narcisistas viven en una gran paradoja: necesitan mucho de los otros, pero son incapaces de aceptar su ayuda, son incapaces de mostrar un normal sentimiento de gratitud y devalúan al que les ofrece algo y la propia oferta, y la existencia de la envidia es incompatible con la de un yo grandioso.La persona narcisista es incapaz de reconocer su envidia y utiliza el mecanismo de la devaluación de las cualidades de los otros para defenderse de su envidia y, de esa manera, aumentar su imagen grandiosa. La lógica que impera en estas persoans es la de la disyunción excluyente: “o yo o el otro”. La convivencia en pareja es difícil“Convivir e en pareja con un narcisista es muy difícil. En el caso de los  hombres son mujeriegos, infieles, no hacen vínculos, no se entregan ni se dan afectivamente, y mucho menos se comprometen a buscar un  cambio en su vida para mejorar. Los narcisistas no buscan ayuda, según él o ella, su pareja  es quien la necesita. Desgastan a la otra persona haciéndoles ver que es él o ella quien  tiene el problema y la tratan como un objeto sexual y no como a alguien con el mismo valor e  igualdad. En todo caso, para ambos existen sicoterapias que les permite mejorar, incluido el sicoanálisisNecesitados de adulación y reconocimiento, se sienten insuperables y especiales y -por lo mismo- las reglas no se aplican a ellos, por lo cual demandan un trato preferencial. Por eso, ni pensar en hacer la fila del banco o esperar por un trámite. Si comenten un error, es in duda,  responsabilidad de los demás, pero los éxitos son propios sin discusión. Estas son algunas de las características de las personas narcisistas, quienes se sienten elegidas para estar en la cima de cualquier grupo humano y que se desploman ante cualquier crítica, guardando fácil rencor hacia quienes se atreven a impugnarlos. Y aunque los especialistas advierten que no es fácil lidiar con ellos, aseguran que existen formas de mantener una buena relación con ellos, pero siempre guardando las distancias. Sin embargo, los narcisistas no disfrutan de relaciones saludables con otras personas porque generalmente son bajos en empatía y altos en hostilidad, especialmente cuando su imagen positiva es amenazada.De acuerdo a la terapeuta sexual y de pareja Mirtha de León, las personas con estas características suelen tener una percepción exagerada de sí mismo, son egoístas, manipuladoras, egocéntricas y  les gusta que las admiren. En el caso de los hombres  son una especie de don juan y  tienen  una necesidad psicológica y afectiva por el reconocimiento en todos los sentidos. La experta explica que  existen muchas causas para que este trastorno se manifieste en muchas personas. El abandono durante la  infancia  y pre adolescencia de parte de los padres, ser hijo o hija única,  haber sido educado como un príncipe o princesa, que los padres hayan sido muy permisivos,  que le haya faltado durante su desarrollo disciplina y control, son algunas de las causas para que una persona se convierta en narcisista.Según De León, entre otras causas, se pueden citar, el que  la persona se haya desarrollado en un ambiente en donde  existían modelos de explotación a los demás y  por lo que haya aprendido  a manipular. También,  dice que puede que sea producto de una baja autoestima, y traten de que haya un equilibrio siendo arrogantes. Una de las razones por las que el paciente narcisista tiene que mantener una visión idealizada de sí mismo es que tiene un punto de vista grandioso sobre lo que debería ser. La divergencia entre “lo que realmente es” y lo que según él “debería ser”, le conduce a tener sentimientos muy dolorosos de vergüenza, humillación y fracaso.


    ResponderEliminar
  8. No sé si conoces una canción que dice: “Qué lindo soy, qué bonito soy, ¡como me quiero!, ¡sin mi me muero!”. Tal vez no, la verdad, es de esas canciones que circulan por ahí y que nadie sabe de dónde salieron. Sin embargo, es pertinente para hablar del narcisismo, un tipo de los llamados “desórdenes de personalidad” que hacen parte del cuadro de enfermedades mentales que existen.Está muy bien quererse a sí mismo y es importante, pero hacerlo en exceso, es en realidad un síntoma de que algo no anda bien con la autoestima.Imagínate vivir con alguien que todo el día está halagándose. Alguien que tiene un ego más grande que el planeta, que vive recalcando sus atributos y vive reclamando atención y admiración.  Aunque puede parecer que esa persona simplemente tenga una autoestima muy en alto, estas pueden ser señales de que sufre de narcisismo. Las personas con este desorden de personalidad creen que son superiores a los demás y los sentimientos u opiniones de los demás les importan muy poco.


    A pesar de que las personas que sufren de narcisismo parecen tener mucha seguridad, detrás de esa confianza se esconde un amor propio muy frágil y vulnerable. Los narcisistas no soportan ni la más mínima crítica.  Esta enfermedad mental se caracteriza por comportamientos dramáticos y emotivos, casi histriónicos (es decir, exagerados y teatrales).Los síntomas de este desorden de personalidad incluyen:Sentirse superior a los demásExagerar las cualidades o logros y hablar de eso todo el tiempoQuerer ser constantemente halagado o admiradoIncapacidad para reconocer los sentimientos o emociones de los demásEsperar que los demás siempre hagan su voluntadAprovecharse de los demásReferirse despectivamente a los demásSer envidioso y sentir celos o pensar que todo el mundo los envidiaProblemas para mantener una relación estable y sanaCentrar las conversaciones en si mismosCreer que todo lo suyo es lo mejor (el mejor trabajo, el mejor auto, la mejor casa, etc.)


    Las causas de este desorden de personalidad no se conocen. Pero el mejor tratamiento para el narcisismo es la ayuda psiquiátrica. Así que si conoces a alguien que está todo el tiempo poniéndose en un pedestal, aconséjalo para que busque ayuda profesional.

    ResponderEliminar
    Respuestas


    1. ¿Y tú conoces una canción muy linda que dice así?:

      Si Adelita se fuera con otro
      la seguiría por tierra y por mar,
      si por mar en un buque de guerra
      si por tierra en un tren militar.

      Si Adelita quisiera ser mi esposa,
      y si Adelita ya fuera mi mujer,
      le compraría un vestido de seda
      para llevarla a bailar al cuartel.

      Y si acaso yo muero en la guerra,
      y mi cadáver lo van a sepultar,
      Adelita, por Dios te lo ruego,
      que por mí no vayas a llorar.

      Eliminar
  9. Están los que alardean y están los que aparentan todo lo contrario...a estos últimos no les ves venir. Se creen Dios pero son duales. No se quieren y no se gustan y para crecerse pisan a otros normalmente gente noble y sincera que les entrega lo mejor, sean amigos, pareja, familiares o compañeros de trabajo. Dan asco.

    ResponderEliminar
  10. Es incoherente sentirse insatisfecho, fustrado y aparentar no ser lo mejor de lo mejor ante el público.Sólo pecar de victimista en "petit comité" con la pareja por ejemplo. De puertas adentro.Es obvio que no han de ser "asesinos en serie" pero que hay un desorden es más que evidente.Lo cruel es saber que lo tienes y pagar tu disconformidad con quién te quiere. Lamentable.

    ResponderEliminar
  11. Hola. Me he decidido a escribir para explicar mi experiencia. Por fin, gracias a esta pagina y al comentario de una terapeuta he conseguido entender el comportamiento de una persona a la que he amado con locura y por la que he bebido los vientos pese a sus mentiras, humillaciones traiciones y un sinfín de actitudes que ya sabéis.
    Se trata de mi primer amor. Hace 30 años!!!!!
    Soy de aquellas personas que necesita entender el porque de las cosas.
    Su comportamiento se me escapaba a todo lo que yo consideraba racional. No lo lograba entender, hasta que hace una semana, hablando por casualidad con una persona me explicó lo que significaba narcisista.
    Antes de esa conversación, pensaba que lo de narcisista era una manea de hablar...no una patología. Después de leer esta página...me he dado cuenta de que describe al 99.99% a la persona que conozco. Bingo !!!Ahora entiendo el porque? y soy yo la que decido si me interesa continuar con esta historia.
    La respuesta es no. Después de estar 30años a su entera disposición y capricho...he pensado que ya es hora de cerrar esa puerta.
    Podéis pensar que después de 30 años...si no me he dado cuenta antes...es porque soy justita...pero no ! no es el caso. Lo ha sabido hacer muy pero que muy bien. Y la implicación, no es sólo personal si no que es a nivel familiar. Tal y como dice su hermano: sabe jugar muy bien sus cartas.
    Sin dar demasiados detalles por evitar más dolor a su familia.... os quería dar las gracias por vuestra ayuda. Esta página, los ejemplos y vuestros comentarios me han ayudado a cerrar una puerta que llevaba 30 años abierta. Gracias !!!

    ResponderEliminar