miércoles, 4 de marzo de 2015

Cómo evitar toparte con otro sociópata en la etapa de vulnerabilidad post ruptura.

La mayoría de los que sobrevivimos a una relación altamente tóxica y destructiva quedamos en un estado de alerta y desconfianza con las nuevas personas que aparecen en nuestras vidas. Quisimos incluir en esta entrada posibles escenarios post relación como así también más características para detectar a narcisistas y psicópatas en etapas tempranas (son algunas más a las que ya publicáramos en la entrada de las "20 señales"). Estas señales pueden ser útiles también para los que van desprevenidos por la vida, los que no saben que estos seres destructivos conviven con nosotros y pasan sin ser detectados (todos fuimos alguna vez esa  persona). Si los desórdenes de personalidad B estuvieran tan presentes en los medios como lo están los triglicéridos, el estrés o los problemas de comunicación, la mayoría tomaría recaudos al relacionarse con estas personas o directamente las evitaría.

Vamos a utilizar, una vez más, la metáfora que introdujera el Dr. Hare: los psicópatas y narcisistas son predadores de su propia especie (es decir, son predadores que no son capaces siquiera de proteger a sus crías como sí lo hacen leones, tigres, etc). Cuando salimos de una relación con uno de estos personajes estamos física y psíquicamente vulnerables. Las personas que te quieren te brindarán ayuda y los indiferentes te dejarán en paz. Sin embargo, también atraerás la atención de muchos “carroñeros” que querrán sacar algún beneficio de ti, como así otros “predadores”. Esto que afirmamos es estadístico.

Luego de terminar traumaticamente una relación abusiva, cada persona reacciona de forma diferente al intentar recomponer su vida romántica pero hay dos tendencias bastante marcadas. Muchos no quieren saber nada de relaciones íntimas. Tienen terror a ser lastimados y pasan períodos largos tratando de sanar sin salir con nuevas personas. Otros, igualmente temerosos de volver a ser heridos, se apresuran a tener una relación para probarse a si mismos que pueden volver a una especie de normalidad de pareja.  Ambas son actitudes normales pero que pueden ser explotadas por los “carroñeros”. Los “carroñeros” no son sociópatas pero sí son personas que se aprovechan de los demás. Son los que te escuchan por un rato para que luego tú los ayudes con sus problemas (que suelen ser muchos)  y que cuando comienzas a sentirte bien, sutilmente te sabotean porque tienen terror a quedar solos con sus miserias. También son aquellos que te seducen pensando que al estar necesitado/a de cariño luego de tu experiencia no pondrás tanta resistencia a una relación en la que ellos pongan las pautas. A diferencia de los grandes predadores no te causarán un daño mayor pero tampoco te harán bien ya que son oportunistas e inmaduros. No es lo que necesitas en estos momentos

Los “depredadores” tienen un olfato especial para distinguir a los afectados por relaciones con narcisistas y psicópatas.  Tal vez tengas suerte y en tu entorno no tengas a nadie más con estas características enfermas. Perfecto. Sin embargo, si alguien en el trabajo se acerca para “ayudarte” o un conocido te invita a salir y tú sientes esa puntada en el estomago piensa un poco: ¿Esta reacción es debido a que estas hiper vigilante luego de tu experiencia o realmente hay algo a lo que deberías prestarle atención? Aquí compartimos algunas señales que son indicadores muy fiables de desordenes de personalidad tipo B:

Las historias tristes: si acabas de conocer a una persona y a los dos minutos  ya te cuenta que de niño fue golpeado por su padre, o que su madre era alcohólica, presta atención. Generalmente, las personas que realmente tuvieron infancias tristes o abusivas no relatan sus historias en la primera o segunda cita porque, por un lado les causa dolor y por otro, querrá  saber si tu eres digno de su confianza. Te lo contará luego, cuando se sienta más cómodo y seguro. Si lo hace en las primeras citas es probable que sea para engancharte dándote lástima. La lástima es el arma fundamental para que la gente  confíe en ellos y no vea tras de sus máscaras.

El no-estrés: todas las personas con emociones sufren de estrés. Algunos más, otros menos, algunos aprenden a manejarlo mejor, a otros les cuesta pero todos pasan por situaciones estresantes en sus vidas. Si tú observas que tu pareja o jefe siempre está en control, no traspira, no lo ves nunca con la respiración agitada ni aun cuando suceden cosas que pondrían los pelos de punta a cualquiera, sospecha. Si tu pareja tiene a su madre enferma y, a pesar de fingir tristeza, no lo notas ni siquiera un poco “nervioso” es probable que no le importe gran cosa. La tristeza se puede imitar (nunca a la perfección) pero los síntomas físicos del estrés (manos heladas, tics, sudoración fría, temblores suaves) son imposibles de actuar. De hecho los actores y actrices son maquillados para que parezca que les suda la frente. No hay forma de hacerlo a voluntad.

Pistas a futuro: los narcisistas y psicópatas suelen darte advertencias de lo que son en las primeras etapas del bombardeo amoroso cuando te será difícil verlas como un presagio de lo que vendrá. Por ejemplo, tú le dices que necesitas ayuda para hacer una liquidación para el fisco y él te contesta “yo no soy bueno para eso, puedo hacerte perder todo tu dinero”. Otro ejemplo: te dice que te cuides de él, que es un “demonio” y tú lo interpretas como que es un rebelde encantador tipo James Dean o simplemente creativo en la cama. Pero no asumas que fue una metáfora. Si te dice que es el diablo, te pedimos que lo creas literalmente y huyas antes de que el olor a azufre te intoxique. Los autores no se han puesto de acuerdo sobre el propósito de dejar estas pistas ¿Lo hacen por el puro placer del engaño advertido o están buscando ser reconocidos por otros sociópatas? Según testimonios de psicópatas forzados legalmente a hacer terapia parecería que la segunda opción es la más probable. Si reconocen otros psicópatas se alían a ellos. Lo importante es que lo hacen siempre, y si te das cuenta conviene que te alejes.

No necesita dormir mucho: la mayoría de los sociópatas duermen entre 4 y 5 horas por día. Aprovechan esas horas de la noche para arreglar citas múltiples por internet, tener cibersexo o simplemente consumir pornografía de la más shockeante. A sus familias suelen decirles que sufren de insomnio o que están adelantando trabajo.  Sin embargo, cuando tienen sueño se duermen al instante y no suelen soñar. Esto es difícil de comprobar sin mapeos cerebrales ya que inventarán sueños para convencerte de “sus emociones y sus penas”.

Fingen querer a los animales para ganarse el corazón de las personas pero generalmente de chicos los torturaban (algunos lo siguen haciendo de adultos pero encubiertamente). Obsérvalos, no logran conectar verdaderamente con la mascota, tienen una actitud robótica y estudiada con el animal. Los perros y gatos suelen  alejarse de ellos o actuar indiferentemente (otro punto que prueba que nuestras mascotas nos superan en muchos aspectos).

La conducta de niño o adolescente. No todos podemos indagar sobre el pasado del sociópata pero si tú conoces a algún familiar y te dice que de pequeño o  adolescente tenía muy mala conducta y logró cambiarla de un día para el otro, no es un milagro, más bien es una pésima señal. Los niños y adolescentes con mala conducta producto de abuso en sus hogares o que tienen un origen orgánico requieren un paulatino trabajo de educadores, padres y terapeutas para obtener  pequeños cambios en su conducta. Estos niños saben que no está bien lo que hacen, suelen sufrir por las consecuencias de sus actos y colaboran, en la mayoría de los casos, con el terapeuta. Los psicópatas y narcisistas no tienen remordimientos, es más, piensan que todos en su entorno son tontos y manejables. No quieren cambiar. Un día (generalmente en su adolescencia) se dan cuenta que, de seguir así, todos “verán” su personalidad “distinta” y tendrá problemas. Repentinamente, comienzan a comportarse en sociedad. Su entorno respira aliviado pero…en realidad está comenzando su carrera de destrucción masiva encubierta.

No queremos que vivas alarmado. Te recordamos que el 96% de la población mundial (aproximadamente 6700 millones de personas) tiene sentimientos. Solo sigue tus instintos, esos que acallaste durante la relación con tu ex. Muchos autores recomiendan no hacer grandes cambios durante el primer año (vender tu piso, irte a vivir a otra ciudad, comenzar una relación seria) para evitar hacer cosas movidos por el dolor y no por tus verdaderas aspiraciones.

18 comentarios:

  1. Muchísimas gracias por el artículo. Me está siendo de gran ayuda poder leer este tipo de información. Espero que sirva también para otras personas, tanto para prevenir relaciones tóxicas como para sanar.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Personalmente me estresa más pensar en descifrar si quién tengo delante será un narcisista o un sociópata.No se puede vivir así. Eso sí tengo clarísimo que ante la más mínima evidencia de palabras o actos tóxicos (cuando digo tóxicos no quiero decir una palabra fuera de tono o un mal gesto dentro de una "normalidad") saldré corriendo.No voy a condicionar mis relaciones porque me ha tocado la lotería con una mala persona :)

    ResponderEliminar
  3. Gracias por los comentarios. Realmente esperamos ser de utilidad y dar esperanzas de que se puede volver a ser feliz.

    ResponderEliminar
  4. Tras leerlo me reconozco a mi mismo y también en muchos otros post. Muchas gracias por el Blog, ahora sé que naci sociopata, jeje Aunque no comparto al 100% todo, si casi todo, por ejemplo, temas de violencia.
    Y es que queramos tener personas a nuestro alrededor de usar y tirar, sino que si para mi alguien no me aporta nada, no me produce, ni me da beneficio alguno, ¿Porque iba a tener q estar con él/ella por lastima?.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No eliminamos tu comentario ya que en este blog creemos en la libertad de expresión siempre y cuando sea respetuoso. El tuyo está en el límite. Si nuestros lectores lo consideran ofensivo procederemos a borrarlo.

      Eliminar
    2. Cuando encuentres a otro como tú y que sea peor que tú, vienes aquí y nos vuelves a contar lo feliz que eres siendo cómo eres.

      Eliminar
    3. Un psicòpata negaría o invalidaría todo lo expuesto en éste blog, en mi opinión el que se reconoce como sociópata (los secuestradores son sociópatas por ejemplo) no es mas que una persona con un ego inflado, posiblemente mediocre y oportunista...sólo eso. Saludos a todos y especialmente a quienes tuvieron el acierto de crear éste espacio con información acerca de éstos depredadores de emociones y vidas, para alertarnos, reconocerlos y huir de ellos.

      Eliminar
  5. Hola, pues espero que encuentres a tu media naranja.Es lo ideal: que ambos os uséis y manipuléis.Y lo digo sin acritud. Lo horrible es usar a alguien como un objeto sabiendo que el otro tiene sentimientos...y no es como tú.La gente no se une por lástima, se une por sentimientos si no se tienen obviamente has de encontrar a tu "alma gemela" sin sentimientos y tan contentos todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Excelente tu respuesta al comentario anterior.

      Eliminar
    2. Muy buena respuesta.

      Eliminar
    3. Muy buena respuesta, quería decir, y acabo de ver que encima se ríe, el gilip...del tal Adry.

      Eliminar
  6. Duda:

    Mi psiquiatra me ha diagnosticado con dos trastornos de personalidad; el limítrofe y el antisocial.

    Tristemente, me encuentro reflejada en algunos de los puntos que señalas -definitivamente no en todos- y en los que caí mientras negaba su existencia. Esta semana me he separado de mi pareja y soy consciente del daño que le provoqué.

    Pero me queda la duda... con TLP vives los sentimientos más fuerte y descontroladamente que los demás, y en el Antisocial... ¿no tienes sentimientos? ¿No estoy yo en una contradicción acaso?

    Aveces siento que hay dos versiones completamente distintas de mi; la que es extremadamente sensible y emocional y la parte obscura que puede ser realmente malvada, creo que mi pareja anterior lo notó e hizo el mejor de sus esfuerzos por sacar la parte buena, sin embargo se vió superado.

    Entonces, ¿Ustedes qué opinan? ¿Es posible que yo viva en esta ambivalencia todos los días?

    ResponderEliminar
  7. Antes que nada queremos aclarar que no somos psiquiatras si bien una de nosotras trabaja en el área de salud. Creo que podrías leer más sobre el tema en revistas científicas. De todas formas también hay sobrediagnosticos. Si eres consciente de que le has hecho daño a tu pareja es probable que lo tuyo caiga más dentro del limítrofe que el antisocial. Si fueras antisocial realmente no tendrías consciencia siquiera de que él trato de sacar lo mejor de ti. Averigua de especialistas, si tu desorden es limítrofe tienes muy buenas perspectivas de llevar una vida feliz sin lastimar a los demás. Gracias por tu consulta. Lamentamos no poder darte mucha más información pero no queremos decir cosas más de lo que sabemos y te deseamos cada vez más consciencia y emociones más serenas.

    ResponderEliminar
  8. Siento que utilizaron el termino sociopata y psicopata muy a la ligera, no comentaron las diferencias que hay entre esos dos trastornos de personalidad pero fuera de eso muy bien todo :)

    ResponderEliminar
  9. Me gustaría un post sobre las relaciones de pareja tras una experiencia con un psicópata, sociópata o narcisista. Pasado un tiempo, 1 año. En mi caso como no lo pasé mal durante la relación con mi narcisista medio fué como un chute, me moví en los extremos, de hecho me muevo así cuando me enamoro de alguien y no me enamoro facilmente. Él fué/nosotros fuimos una la montaña rusa emocional. Ahora todo me sabe a poco, es aburrido, no vibro y no hablo del plano sexual. Pasé los primeros meses con disonancia cognitiva tras el descarte de la noche al día y 10 meses después aunque he avanzado sigo bloqueada con el tema de que no he vuelto a sentir lo mismo. Me hizo sentir única, admirada, endiosada, nada es eufórico, no siento pasión desmedida y sigo sintiendo un vínculo, un lazo con él aunque nos ignoremos, trabajemos juntos y cada cual tenga su vida (obviamente él ya se encargó de tener nueva pareja y nueva vida a los pocos días del descarte). Agradecería un post, testimonios porque creo que es importante volver a coger las riendas y conocer otras clases de "amor". ¿Y si nunca más vuelvo a sentirme viva?

    ResponderEliminar
  10. El narcisismo es el rasgo primordial del histérico

    Cada vez es más frecuente que los hombres tomen la iniciativa en relaciones y luego desaparezcan o esquiven a la persona que parecía ser el objeto de sus deseos. Esto deja desconcertadas a muchas mujeres que se ven obligadas a tomar nuevos roles en las relaciones interpersonales. Los hombres histéricos avanzan, valiéndose de una gran capacidad de seducción que “ciega” a muchas mujeres. Ellas son deslumbradas, pero sus esperanzas se desvanecen, porque el deseo de ellos se queda solamente en eso: impactar a la vista sin concretar nada. El desafío por delante para las mujeres parece ser comenzar a relacionar con este nuevo tipo de hombres, conociendo cuáles pueden ser los riesgos, o sencillamente evitando el deslumbramiento. Estos cambios también se reflejan en las relaciones: la mujer, al cambiar, produjo una modificación en el varón, ya que ahora ella avanza en la conquista y él la histeriquea. Este tipo de hombre que desafía a las mujeres con sus actitudes tiene una exacerbada expresión social. Muestra todo un despliegue teatral; deseando ser el centro de la atención y de las miradas de los demás. Además, se muestran obsesionados por seducir. la seducción no sólo está dirigida a las mujeres, sino también hacia otros varones. La frivolidad en las relaciones, la elocuencia y la insinuación son también rasgos característicos. Desde la perspectiva psicológica la estructura de las personas histéricas tiene como centro la seducción y la castración. Lo que moviliza a la histeria no es el acto mismo, es el proceso del acto. No es la consumación de un acto sexual, sino la incitación a él, es generar el proceso de seducción y tener la posibilidad de concretarlo. El origen de esta personalidad, obedece a “una compleja trama inconsciente” cuyo origen se relaciona a vivencias infantiles de carácter sexual. La histeria masculina presenta un fuerte sentimiento de angustia”, y estos hombres en las relaciones interpersonales se muestran desconsiderados, hipócritas, manipuladores, dependientes, y con dificultades y disfunciones sexuales.

    ResponderEliminar
  11. No en todos los casos se observan estas señales; conozco uno que dormía la mar de bien, manifestaba que soñaba, y tampoco decía que fuera un demonio si no mas bien que era un bonachón e inocentón del que se aprovechaba la gente. Me imagino que es en algunos momentos puntuales en los que dejan que se les caiga la careta cuando dicen que son "malos". En mi caso simplemente me pregunto si me podía hacer una pregunta y era que le había encontrado. Por lo demás las señales que indicas estaban presentes.

    ResponderEliminar
  12. Durante años no sabía que me ocurría… Parece que tengo un imán para este tipo de personas. Me he dado cuenta que prácticamente todas mis relaciones han sido con narcisistas, tanto mujeres como hombres, ya sean parejas o amigos. Necesito despreocuparme y tener confianza en las personas que me rodean y creo que es ahí donde me cazan. Tras un subidón impresionante dejo de ser yo para comenzar a sentirme extraño, triste… Del “eres perfecto” del inicio, por ser como soy, se va pasando a un continuo examen diario, tanto del interior como del exterior. El maltrato psicológico es sutil y constante… y a la ruptura solo vuelven a mí porque necesitan algo. Ahora tengo un miedo espantoso y desconfió de cualquiera que me llegue con una sonrisa y me cansa enormemente tener que analizar a todos los que se cruzan en mi camino. Incluso me reconozco más cínico con la religión y métodos budistas que practicaba, pues veo que me hacen más tolerante y sumiso hacia este tipo de personas…. Me cuesta comprender que una persona no tenga sentimientos reales pues cuando se les cae la careta sienten celos, envidia y odio real. Aunque negativos ¿no son sentimientos?. Y si tienen estos como propios, uno tiene la esperanza de que los positivos afloren alguna vez.

    ResponderEliminar