lunes, 20 de julio de 2015

Abuso cibernético: psicópatas y narcisistas en red.

El abuso psicopático y narcisista lamentablemente ha llegado a la red. Se trata de una cultura que abraza el placer sádico obtenido de la desgracia ajena. Cyber acoso, cyber bullying, trolling, suplantación de identidad, hombres que se hacen pasar por colegialas para enamorar niñas, mujeres que se hacen pasar por hombres para enamorar hasta la locura a otras mujeres (puede buscar en YouTube el especial de Dr. Phil con tres mujeres engañadas online por quien creían era el amor de su vida y terminó siendo una mujer psicópata que se burlaba de ellas), abusadores que enamoran a sus víctimas y les piden sexo virtual imágenes que registran y luego cuelgan en sitios de pornografía, o que les piden dinero para viajar a conocerlos. Todos producen el mismo daño, o incluso más, que en relaciones cara a cara. No olvides que al no poderlo ver, proyectas tus buenas cualidades en ellos y no logras ver ciertas señales físicas o verbales que podrían delatarlos.

Un estudio, realizado entre 412 usuarios de Amazon Mechanical Turk, puso de manifiesto que los tanto trolls como los acosadores estaban altamente relacionados con la psicopatía, el maquiavelismo y el sadismo, desórdenes que tienen en común experimentar el placer de la desgracia ajena.

Un segundo experimento confirmó los puntos anteriores con una salvedad. Mientras que el sadismo, la psicopatía o el maquiavelismo eran frecuentes entre los troll y los ciberacosadores, el narcisismo, el otro componente de la tétrada oscura, no era tan común. Por el contrario, éste abundaba entre aquellos que disfrutaban debatiendo en internet. En términos generales, las personas antisociales tienen a abusar de la tecnología puesto que esta les permite dar salida a sus pulsiones malvadas, así como conectar con otras persones similares. Como concluye el estudio, “los sádicos simplemente quieren pasárselo bien… ¡e Internet es su patio de recreo!”

(Reproducimos resumido y adaptado un magnífico artículo de Ángeles López para La Razón, que narra con detalle un grave caso de ciberacoso contra una mujer.)

El ciberacoso es un psicoterror lento, calculado y perfectamente dosificado por un depredador online dispuesto a convertir su PC, móvil o tablet en un campo de concentración. Al despertar cada mañana no sabe por dónde le puede caer la guadaña psíquica: podría ser un email intimidatorio, ver su foto –junto a su nombre, teléfono y dirección– asociados a páginas de prostitución, comprobar que su identidad ha sido suplantada en la Red o recibir decenas de llamadas y otros tantos SMS. Ha visto reducidas sus ofertas laborales «la gente recela de trabajar con alguien que puede ser problemática». «Al final el ‘‘calumnia, calumnia’’ de Molière, funciona», expresa conmocionada.

No en vano, J., el acosador, intenta cercar su vida emocional, social y laboral, falseando su identidad en Facebook, Twitter o Youtube para añadir a sus amigos, para saber de sus movimientos, e incluso se ha personado en su entorno laboral para difamarla ante sus compañeros tildándola de prostituta especializada en sexo oral… «Las amenazas y peticiones de perdón se suceden alternativamente en los distintos medios tecnológicos que poseo», refiere ella, la acosada, artista multidisciplinar, fotógrafa, bloguera y DJ de 28 años. Hasta que hace unas semanas el acoso dejó de ser virtual: en la acera y fachadas de su vivienda, se puede leer junto a un corazón graffiteado: «P. te amo».

«Tengo un pensamiento, como un ‘‘leiv motiv’’ recurrente: terminar con mi vida. No puedo más. Estoy sitiada, sin ofertas laborales porque se ha ocupado de dinamitármelas, sin ganas de salir de casa y en tratamiento psiquiátrico por estrés y ansiedad. Por no hablar de la abulia y el insomnio que padezco». El macabro ataque se ha redoblado cuando su acosador ha recibido una citación del juzgado para el mes próximo. Además, una de las tres denuncias se ha convertido en causa penal, a instancias del Ministerio Fiscal.

«Antes que ciberacosador, cualquier individuo que acomete tales prácticas es, simple y llanamente, acosador. Da igual si los motivos son ridiculizar a un estudiante (ciberbullying) o presionar a un adulto para mantener una relación: la focalización y obsesión, son idénticas, sólo que Internet se presenta como un caldo de cultivo más impune, aunque sólo teóricamente», aclara Iñaki Piñuel, profesor de la Universidad de Alcalá, psicólogo clínico y experto en acoso. No en vano, explica, el acosador persigue aterrorizar a la víctima y no pocos están persuadidos de que tienen una causa justa para asediarla pues merece ser castigada. Cada macabro canal de destrucción psicológica tiene su intrahistoria. El inicio de este tipo de «grandes enemistades» es tan antiguo y patológico como desoír un no por respuesta.

Una chica guapa de 28 conoce a un tipo que le supera en casi una década. Se toman una copa con amigos y él se lleva una negativa de ella para iniciar cualquier tipo de relación sentimental. Aunque en un primer momento se intercambiaron los teléfonos y se añadieron mutuamente a Facebook, tras un primer desencuentro, P. y sus amigos le expulsan de todos sus muros de las redes sociales. Pero su comportamiento fue de manual: falsas acusaciones para dañar su reputación, publicación de información falsa en sites –crea sus propios webs, páginas de redes sociales, blogs o fotologs para su propósito–, recopilación de información a través de amigos o compañeros de trabajo para conocer los movimientos de «su presa».

Sólo así saben el resultado de sus difamaciones; a menudo monitorizan las actividades de la víctima e intentan rastrear su dirección de IP en un intento de obtener más información sobre ésta o de que gente extraña se pueda adherir a su agresión. «El problema del acosador es que el obstáculo que les pone su víctima de no querer saber de ellos, aumenta su deseo. Cuánto más se quiere retirar ella, más se obsesiona él», resume el experto Iñaki Piñuel. «Incluso incurren en la falsa victimización y el acosador puede alegar que su presa le está acosando a él», matiza Sara Solano, directora del Gabinete Psicológico Ecubo. P. asiente al escucharlo: «Cuando se entera de que le he denunciado la primera vez, duplica sus esfuerzos: se hace pasar por mí en las redes (sociales), se pone en contacto con los diseñadores que me contrataban o con fotógrafos con los que he trabajado para decirles que soy adicta a las drogas, anoréxica o seropositiva, también que practico la zoofilia, que mantengo relaciones sexuales con mis propios padres… O me llama bajo falsas identidades para ofrecerme trabajos, hasta que me doy cuenta de que es él».

La omnipresencia y difusión instantánea de la Red provoca que el ciberacoso pueda llegar a ser tanto o más traumático que el físico: «Al levantarme, escribo mi nombre para ver qué se le ha ocurrido decir de mí: rastreo todos mis perfiles falsos para borrar todos los comentarios, sé que recibiré incesantemente llamadas o SMS, de amigos o de profesionales de mi medio, que terminan pensando que me he vuelto loca escribiéndoles salvajadas inimaginables, que por supuesto no he escrito. Provoca una vulnerabilidad total. Porque, a día de hoy, ni siquiera tengo una orden de alejamiento», explica P. Al ser una agresión no presencial, el ciberacosador no tiene contacto con la víctima, «no ve sus ojos, su dolor, con lo cual difícilmente podrá llegar a sentir empatía o tener compasión. Obtiene satisfacción en la elaboración del acto violento y al imaginar el daño ocasionado en el otro, ya que no puede vivirlo in situ», aclara la terapeuta Sara Solano. «El acosado –añade Piñuel– puede tener secuelas de por vida si no es tratado a tiempo».

Para según qué tipo de acoso, no hay por qué tener ninguna pericia técnica. «Hoy día cualquiera sabe crear una cuenta de correo. Basta con que sepa tu número de teléfono para que pueda poner un anuncio en una red de contactos y saturarte el teléfono ofreciendo sexo gratis en tu nombre. A menudo tiene que ver más con una cuestión de ingenio. Otra cosa muy distinta sería querer robar datos de tu ordenador o móvil para luego publicar información privada o fotografías tuyas en cualquier página web. En ese caso sí que se necesita algo más. Por lo general un ciberacosador no tiene por qué tener ningún conocimiento técnico avanzado», explica Juan Carlos Jiménez, Ingeniero Informático y Experto en Tecnologías de la Información.

«El final de mi mundo conocido». Así denomina la propia P. el momento en que le interpone una segunda denuncia –en febrero de este año– por coacción, amenazas, suplantación de identidad y daños morales. Tras rellenar un extenso formulario en comisaría, pidió abogado de oficio, ayuda psicológica y una orden de alejamiento. Nunca tuvo noticia de ninguna de las tres cosas. Pasados los meses, y al ver que no se la llamaba para juicio, intenta informarse «y me dicen que si no voy con un abogado y un procurador no pueden informarme sobre el proceso».
Y añade: «Contraté ambas figuras legales y nos enteramos de que en lugar de como “parte” acudiré al juicio el mes próximo, sólo como víctima y testigo».

Es decir, no está personada en la causa «porque no es parte, por lo que tampoco puede tener acceso a las copias del escrito de acusación ni saber el dossier de investigación que ha recabado la Policía», resume su abogado, quien prefiere mantenerse en el anonimato, por preservar la identidad de su defendida. «Pero el Ministerio Fiscal se está portando de maravilla porque ha pasado de ser considerada una posible falta a un posible delito».

Desde el momento en que J. –operario en paro que vive con sus padres– ha recibido la citación judicial se ha ocupado de redoblar esfuerzos «torturadores» por todos los medios tecnológicos conocidos. «¿Acaso quiere su momento de gloria?… ¿Te torturo porque eres mía?», resume P.
Rasgos propios de un trastorno narcisista de la personalidad y de un psicópata, según la suma de diversos autores. Hablamos de «un depredador moral» que plantea su relación con los demás como un juego mortal. Una partida de ajedrez en la que él mueve todas las piezas pero teniendo maniatado a su adversario.

«Acostumbran a acosar en serie, pero no en paralelo, lo que quiere decir que, por sus biografías, producirán esta conducta de forma permanente.. Primero una, luego otra, y otra –explica Iñaki Piñuel–, mientras, la víctima se siente indefensa o, en algunos casos, culpable, pero siempre sufre un aislamiento psíquico. No tienen por qué ser personas débiles psicológicamente, muy al contrario, puede ser que se enfrenten directamente a su acosador. Pero ellos siempre intentarán manipular el entorno para ponerlo de su parte».

Mientras el entorno tiende a trivializar la situación –«olvídalo», «no hagas caso»–, el individuo ejerce en un permanente gutta cavat lapidem su violencia sin huella. El fin no es destruir a su presa de forma rápida, sino someterla lentamente hasta dejarla paralizada y disfrutar del interín. Es como un crimen perfecto, porque la mayor parte de los casos no es el agresor quien mata, sino el agredido quien se quita la vida.

El suicidio es el mayor triunfo del acosador moral, lo sepa o no. «Pero conmigo no va a poder –sentencia P. con seguridad– ni me hará caer en la tentación de cometer un paso en falso como intentar comunicarme con él o infringirle yo algún tipo de daño o insulto».


Hasta acá la transcripción de un caso tremendo. Pero ¿Cómo puedes protegerte y proteger a tus hijos? No aceptes a quien no conozcas en tus redes sociales, no incluyas tu dirección o celular en las mismas, si tus hijos son menores de edad compra programas que limiten los sitios que visitan, adviérteles sobre manipuladores y acosadores, no subas fotos intimas o reveladoras de la zona en la que vives, si sospechas que alguien de tu familia pasa demasiado tiempo online y se lo ve demasiado triste o, por el contrario, sobre excitado, habla con él/ella. Guarda todos los documentos, dirección de IPs, denuncia el robo de identidad en todos los sitios y cancela todas tus cuentas si ya eres víctima de algún acosador. Contrata gente que pueda rastrear los correos y haz denuncias si el acoso no cede con un tiempo de no estar conectado/a. Si la víctima es menor de edad da curso legal en minoridad sin dilación. Lentamente los países están adaptando la legislación para proteger a las víctimas. No desesperes. No les des poder dejándote asustar. 

18 comentarios:

  1. Tremendo caso que nos comparten, es increíble como pueden convertir nuestra vida en un infierno esta clase de personas si se les puede llamar así, yo fui víctima de un psicópata narcisista por medio de la red, al principio se hizo pasar por un caballero en toda la extensión de la palabra, un hombre recto, respetuoso, inteligente según el habla varios idiomas, muy vanidoso se creía el centro del mundo, me enamoró poco a poco, cuando lo logró empezó a cambiar por completo celoso, arrogante, súper posesivo quería que todo el tiempo estuviera disponible para el, y cuando no era así se enojaba muchísimo, muyy cínico me empezó a triangular con sus ex mujeres diciéndome que lo buscaban tal y como lo describe el profesor Iñaki Piñuel y que yo debía acostumbrarme a estar con un hombre bello como el, gracias a que me di cuenta y callo la venda de mis ojos, vi que eran más los momentos malos que los buenos y aunque el quería que yo fuera a vivir con el, la pensé bien, me plantie mi vida a su lado, y me di cuenta que nunca sería feliz con un hombre así, así que termine con el, ahí empezó la lucha las amenazas, reproches, difamaciones, insultos, siempre insistiendo que me seguia amando y que yo era la unica mujer que el ha amado en toda su vida, aunque por atras lo unico que quiere es destruirte, tal y como lo dice el profesor Iñaki, tuve que cancelar todas mis cuentas, cambiar mi número de telefono ya que intento hablar con.mis contactos no se con que fin, pero se que nada bueno se puede esperar de el, y me dijo que me haría vivir un infierno, gracias a Dios eso no paso, mantengo el contacto cero, creo que esa es la mejor venganza. Gracias por esta página a sus creadores y suerte para todas las víctimas como yo, si se puede salir adelante.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por contar tu historia. Seguramente servirá para advertir a otras personas con respecto a las relaciones que comienzan en la red. Afortunadamente no llevó a cabo su amenaza de hacerte la vida imposible. Agradecemos tus buenos deseos. Para ti, todo lo mejor.

    ResponderEliminar
  3. Las redes las utilizan antes, durante y después. Como mostrando el love-bombing hacia la nueva conquista, pareja, complementaria. Es un canal que les va muy bien. De forma directa o a través de las mismas nuevas "vícitmas". Un escaparate de falsa felicidad tras el descarte. Muy triste. No hay que tener contacto ni hacer caso en esta fase. Por experiencia : contra menos información sobre el narcisista mucho mejor.

    ResponderEliminar
  4. Tienen una facilidad impresionante de encontrar nuevas víctimas, mi narcisista me decía ya que tu me dejaste busque a otra que ya esta muy enamorada y hasta llora por mi, creó que eso lo hacia muy feliz, quisiera saber que ganan haciendo sufrir a alguien que los quiere

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo conozco a uno que esta lleno de amigos en su facebook se cree el vean dios y no es mas que un mentiroso gay de closet " por que asi lo molestan !! con muchas amiguitas y se las da de macho y mujeriego ,cuando a mi me conquisto con su cara de nino bueno y su victimismo y cai en sus redes ,al ver que le correspondi me dice quiero estar solo ,voy a envejecer solo ,se las da de conquistador y buena gente ,pero no es mas que un inmaduro que no sabe lo quiere ,en lo unico que es bueno es robando energia y riendose de la gente ,todo lo consigue manipulando y dando vuelta la tortilla para quedar como victima y no es mas que un huevon caliente y desviado sexual ,no tiene belleza exterior pero sabes a mi no me importo eso por que no me fijo en la cascara ,pero ahora me doy cuenta de que es horrible por dentro y por fuera y eso es lo mas asqueroso que puede existir ,y lo peor es que trata a la gente que conoce en unminuto, como sifueran amigos de toda lavida ,por eso pienso que son traicioneros y solo les importa lo que les puedas dar en el momento !!!!


      Pdt : a mi no me abandono yo lo abandone primero, pero antes me habia prometido que me iva ademostrar con hechos que queria estar conmigo ,cuando lo veo coqueteandocon otras en mis narices pero que CLASE DEMOUNSTRUO ES !!!!! Se contradice el mismo y yo no soporto la gente falsa y este tipo esta de lo mas enfermo ,lo quiere todo TODO !!!!! No perder oportunidad de ligarse a otra y tampoco dejarme ir , y queestecon el con la condicion de ligarse a todo elmundo ,no me lodijo asi ,pero eso es lo que essu codicia ymaldad es enorme !!!!

      Y lo peor de todo es quetrata a la gente que recien conoce como si fueran amigos de toda la vida ,por eso son traicioneros por que solo les interesa lo que les puedas dar enel momento ,no es lo mismo tus amigos o personas del pasado ,que gente que apenas conoces , este si que esta enfermo de la MENTIRA!!!





      Eliminar
  5. Yo también tengo mi propia experiencia con un narcisista y quería agradecer el blog porque ayuda bastante aunque yo, en mi caso, creo que ando tan loca como él. No puedo hablar con nadie del tema porque el individuo en cuestión era mi amante. Empezó como toda relación narcisista (él me buscó), continuó como tal con vejaciones, humillaciones y juicios gratuitos y terminó porque tenía que terminar. Lo curioso para mí es que sin considerarme una maníaca dependiente ni una masoquista, cuando entendí que era su ”rollo” me encantaba nuestra guerrilla y nos dábamos caña psicológica mutua. Era como una liberación de la rutina. El sexo fue escaso y a toro pasado no muy bueno, excitante por el echo de la infidelidad pero frío porque él trataba de comprobar si cumplir sus perversiones le daba algún tipo de satisfacción, cosa que no sucedía y yo al principio quedaba incompleta por su incapacidad de llegar al orgasmo con el sexo real, solo llegaba con la masturbación q le llevaba a una especie de éxtasis ausente d lo más curioso y luego quedaba como un niño desvalido. Después d experimentar eso y de decirle q me encantaba verle así el sexo terminó (lo vi en situación vulnerable, pánico en el túnel para el narcisista). Con el tiempo y aún con él, me dediqué a leer sobre el tema y descubrí q su trastorno corresponde a la perfección con un fálico narcisista. La relación se fue diluyendo porque yo dejé de ser su esclava y ya no había sexo. Ninguno cumplía sus propósitos. Ahora mismo hemos llegado a un pacto de cordialidad porque nos vemos casi todos los días. Nos seguimos utilizando mutuamente porque nos gusta charlar, igual sólo durará hasta que llegue al apogeo con su siguiente víctima, a saber... Bueno ya solo espero que no sea tan psicópata como para ser un acosador en las redes porque lo veo en ellas y aunque no mueve sus perfiles, algo anda haciendo, seguramente buscando nuevas víctimas, espero que sólo eso. Mi conclusión es que tienen cancha sobre los débiles y su veneno puede ser muy dañino depende del grado de ambos. ¿Qué he aprendido?. Mucho sobre nuestra responsabilidad como padres. Tratar y educar a nuestros hijos con respeto y evitar crear monstruos y que el saber no ocupa lugar, un par de lecciones en el colegio de trastornos de la personalidad nos salvarían de cometer muchos errores. Yo me he divertido con él y lo he perdonado. Entiendo que es un enfermo de falta de cariño y eso es muy triste. Ah y una cosa más que me alucina, lo curioso del caso es que son hermanos gemelos uno médico de éxito con familia y él un chiflado solitario que disfrutar intentando freír cerebros siendo inteligentes y guapos los dos. Que pena que no me quisiera como amante el primero. Jajaja.
    Bueno gracias al que lo haya leído.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde ya la educación es fundamental para evitar que otros se cuiden de estas personas, en especial nuestros hijos

      Eliminar
  6. Perdón en mi comentario anterior "echo" va con "h". Jaja. Sorryyyyy

    ResponderEliminar
  7. La vida es buena cuando tiene sus seres queridos a su alrededor, estoy diciendo esto porque cuando tuve problemas con mi amante nunca visto la vida como algo bueno pero gracias al Dr. AGBAZARA de AGBAZARA TEMPLO, por ayudarme a lanzar un hechizo que traído a mi amante de nuevo a mí en el plazo de 48 horas. Mi marido me dejó por otra mujer después de 7 años de matrimonio, pero Dr.AGBAZARA ayúdame a un hechizo que lo trajo de nuevo a mí dentro de 48 horas. No voy a decirte más detalles acerca de mí mismo y no sólo voy a aconsejar a aquellos que están teniendo problemas en relación existe o matrimonios en contactar Dr.AGBAZARA TEMPLO través de estos detalles a través de;
    (agbazara@gmail.com) o llamarlo por (+2348104102662).

    ResponderEliminar
  8. La gente siempre ha hacer buenos comentarios acerca de Dr.akpada y nunca supo la verdad que hasta tuve problemas con mi amante y me puse en contacto Dr.akpata Entonces me di cuenta el verdadero efecto de sus poderes. Al principio, cuando Dr.akpada me dijo que una vez que un hechizo para mí que mi amante vendrá de nuevo a mí dentro de las 48 horas que nunca le creyó, pero hoy me siento muy feliz por su ayuda hacia mi relación porque todo funcionaba como lo ha hecho dicho. Así que la gente acaba de ponerse en contacto con Dr.akpada hoy a través de vía (akpadatemple@hotmail.com) y obtener los problemas en su relación resueltos

    ResponderEliminar
  9. El narcisismo es el rasgo primordial del histérico

    Cada vez es más frecuente que los hombres tomen la iniciativa en relaciones y luego desaparezcan o esquiven a la persona que parecía ser el objeto de sus deseos. Esto deja desconcertadas a muchas mujeres que se ven obligadas a tomar nuevos roles en las relaciones interpersonales. Los hombres histéricos avanzan, valiéndose de una gran capacidad de seducción que “ciega” a muchas mujeres. Ellas son deslumbradas, pero sus esperanzas se desvanecen, porque el deseo de ellos se queda solamente en eso: impactar a la vista sin concretar nada. El desafío por delante para las mujeres parece ser comenzar a relacionar con este nuevo tipo de hombres, conociendo cuáles pueden ser los riesgos, o sencillamente evitando el deslumbramiento. Estos cambios también se reflejan en las relaciones: la mujer, al cambiar, produjo una modificación en el varón, ya que ahora ella avanza en la conquista y él la histeriquea. Este tipo de hombre que desafía a las mujeres con sus actitudes tiene una exacerbada expresión social. Muestra todo un despliegue teatral; deseando ser el centro de la atención y de las miradas de los demás. Además, se muestran obsesionados por seducir. la seducción no sólo está dirigida a las mujeres, sino también hacia otros varones. La frivolidad en las relaciones, la elocuencia y la insinuación son también rasgos característicos. Desde la perspectiva psicológica la estructura de las personas histéricas tiene como centro la seducción y la castración. Lo que moviliza a la histeria no es el acto mismo, es el proceso del acto. No es la consumación de un acto sexual, sino la incitación a él, es generar el proceso de seducción y tener la posibilidad de concretarlo. El origen de esta personalidad, obedece a “una compleja trama inconsciente” cuyo origen se relaciona a vivencias infantiles de carácter sexual. La histeria masculina presenta un fuerte sentimiento de angustia”, y estos hombres en las relaciones interpersonales se muestran desconsiderados, hipócritas, manipuladores, dependientes, y con dificultades y disfunciones sexuales.

    ResponderEliminar
  10. Yo conozco a uno que esta lleno de amigos en su facebook se cree el vean dios y no es mas que un mentiroso gay de closet " por que asi lo molestan sus amigos !! con muchas amiguitas y se las da de macho y mujeriego ,cuando a mi me conquisto con su cara de nino bueno y su victimismo y cai en sus redes ,al ver que le correspondi me dice quiero estar solo ,voy a envejecer solo ,se las da de conquistador y buena gente ,pero no es mas que un inmaduro que no sabe lo quiere ,en lo unico que es bueno es robando energia y riendose de la gente ,todo lo consigue manipulando y dando vuelta la tortilla para quedar como victima y no es mas que un huevon caliente y desviado sexual ,no tiene belleza exterior pero sabes a mi no me importo eso por que no me fijo en la cascara ,pero ahora me doy cuenta de que es horrible por dentro y por fuera y eso es lo mas asqueroso que puede existir .!!!!

    Pdt : a mi no me abandono yo lo abandone primero, pero antes me habia prometido que me iva ademostrar con hechos que queria estar conmigo ,cuando lo veo coqueteandocon otras en mis narices pero que CLASE DEMOUNSTRUO ES !!!!! Se contradice el mismo y yo no soporto la gente falsa y este tipo esta de lo mas enfermo ,lo quiere todo TODO !!!!! No perder oportunidad de ligarse a otra y tampoco dejarme ir , y queestecon el con la condicion de ligarse a todo elmundo ,no me lodijo asi ,pero eso es lo que essu codicia ymaldad es enorme !!!!Y lo peor de todo es quetrata a la gente que recien conoce como si fueran amigos de toda la vida ,por eso son traicioneros por que solo les interesa lo que les puedas dar enel momento ,no es lo mismo tus amigos o personas del pasado ,que gente que siquiera has visto en persona , este si que esta enfermo de la MENTIRA!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Contacto cero solo eso
      Saludos !

      Eliminar
  11. Las redes sociales son el paraíso del narcisista, una de las mejores formas de exponer toda su inteligencia y cultura (con una ironía exquisita) creando millones de amigos, palmeros y admiradoras a su paso. Al mío lo conocí por twitter, otorga una imagen totalmente distorsianada de sí mismo. En redes es una persona segura y confiada, mientras en la vida real es un personaje amargado, agresivo con su familia y con ataques de ansiedad día sí y día también. A mí me utiliizaba para que le consolara, mientras que para los demás era el rey del mambo en su vida personal y estudiantil; siempre estaba disponible y soportaba cualquier consejo (Yo en cambio podía ni soplarle y mucho menos exigirle apoyo porque según él no sentía tanto por mí para eso...) UN SHOW DE PERSONA. Sólo se sentía bien ignorándome, culpabilizándome depués yendo de víctima y manipulándome haciéndome creer que distorsionaba la realiadad o sus palabras (Incluso si me sortaba un discursito sobre nuestra "pseudo relación", me preguntaba después que qué había entendido riéndose de mí) . No sé por qué aún le echo de menos. ES INCREÍBLE LO FRÍOS Y CRUELES QUE SON (De verte llorar y decirte que le estás molestando y que no soportan tu victimismo). YA ME CONCIENZARÉ DE QUE ESTOY MEJOR SIN ÉL, PERO QUE DURA ES LA DESINTOXICACIÓN...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es fácil dar una falsa imagen en las redes sociales. El "mío" es el yerno ideal, el amigo solícito siempre a echarte una mano, el novio enamorado y sacrificado, el empleado que hace más horas que un reloj y se encarga de que todos se enteren de forma indirecta, el colega que te ayuda cuando tienes una dificultad....todo absolutamente todo es de cara a la galería y aunque sí es cierto que realiza "buenas" acciones ninguna es gratuita. Pero de eso te enteras cuando conoces la otra cara, la oscura, la sádica, la presuntuosa, la engreída, la cero noble, la agresiva, la amenazante, la burlona,la que trata a la gente como objetos con un sólo fin: sentirse bien consigo mismo viendo reflejado el amor, aprecio, apego y confianza de otros en su persona. Triste y enfermizo.Saludos a todos y fuerza a los testimonios :)

      Eliminar
  12. Al comentario anterior que sepas que me identifico en parte y es muy dura.Si no le ves o no tienes ya contacto felicidades,te ha tocadonla lotería.Yo a veces le echo de menos y ni yo misma sé porqué.Va a menos pero estaba enganchada.Parecía que él también en nuestra "pseudo-relación" pero más bien disfrutó con el descarte sin immutarse por cómo estaba yo :7kg menos,lesionada por un tema ajeno y de baja laboral 10 dias después de dejarlo y ninun "hola como te encuentras") pidiendole yo perdón por haberle pedido explicaciones y malpensar de él (el tiempo me dió la razón y pasando de ser su "salvadora" a "salvada".Ni yo misma entiendo como no lo ví venir.Suerte y aléjate decél.Son manipuladores emocionales.

    ResponderEliminar
  13. RicSheik, he aquí tu diagnóstico.

    ResponderEliminar