miércoles, 3 de septiembre de 2014

Tratarán de hacerte dudar de tu cordura. Gaslighting y erosión de identidad.

Una de las técnicas más abusivas que utilizan los sociópatas y narcisistas es la de hacerte pasar por loca/o. Este abuso se conoce como “gaslighting”. El “gaslighting” es una forma de violencia psicológica y lavado de cerebro que consiste en presentar información falsa o incompleta para hacer dudar a la víctima de su memoria, percepción y cordura. Esto puede ir desde simples negaciones por parte de los abusadores de que determinados eventos hayan ocurrido hasta la escenificación de situaciones extrañas para desorientar a la víctima.
El término "gaslighting" proviene de la obra Gas Light  (conocida como Angel Street en Estados Unidos) y sus adaptaciones al cine. El argumento trata de un hombre que intenta convencer a su mujer de que está loca, manipulando pequeños objetos de su entorno e insistiendo constantemente en que ella está equivocada o está padeciendo lagunas de memoria cada vez que ella menciona estos cambios. El término parte de las lámparas de gas (gas light) que el marido usa en el ático mientras busca el tesoro escondido. La mujer avista dichas luces, y él le insiste en que no son más que delirios.
El término es ahora usado profusamente en literatura clínica psiquiátrica. Comenzó a ser utilizado coloquialmente desde la década de 1970 para describir esfuerzos de manipular el sentido de realidad de alguien. Los psicópatas y narcisistas utilizan esta forma de abuso en forma permanente y de ésta manera logran que se produzca la erosión del sentido de identidad de sus parejas (o colegas en el ámbito laboral).

Algunos ejemplos de “gaslighting” por parte del abusador:
Fingir no comprender lo que le dice su “presa” y negarse a escuchar.

Cambiar las fechas de eventos y decirle a su pareja que entendió todo mal.
Negar lo que dijo, incluso lo que dijo minutos atrás. Luego acusará a la víctima de no escucharlo nunca.

Cambiar de tema diciendo que no quiere volver a tratar ese asunto (aun cuando jamás hayan conversado sobre el mismo)

Negar sucesos verídicos delante de compañeros, amigos y familiares para que también duden de la percepción de su pareja o colega.
Acusar a la parte abusada de tener una imaginación desbordada y de vivir en las nubes.

Acusarla/lo de ser celoso, posesivo, demandante cuando nada de eso es cierto (tratan de hacerlo frente a testigos que no podrán corroborar la historia)

Tratar de aislar a la víctima diciéndole que cree más en lo que dicen los demás que en lo que él dice. Fingirá sentirse dolido y traicionado.
Devaluar lo que su pareja dice o hace diciéndole que sus opiniones son ridículas o infantiles. Llegan a decir cosas como “¿No viste la cara que todos pusieron cuando tú comenzaste a hablar de política? Yo te lo digo por tu bien, porque te quiero, no te vuelvas a poner en ridículo delante de ellos”

Negar cosas que prometieron. “Yo jamás te prometí/dije eso”.

Acusarla de tener mala memoria. “Si siempre olvidas dónde dejas las llaves ¿Por qué habría de confiar en lo que me dices ahora?”
Esconderle cosas a su pareja, o incluso cambiárselas de lugar y luego decirles “pero si tú la habías dejado allí”.

Según el Dr. en psicología Robin Stern si siempre estás  disculpándote con tu pareja, jefe o amigo; si te preguntas si no estarás estresada; si tienes que excusar ciertos comportamientos de tu novio a tus familiares; si a pesar de que tienes todo en la vida estás triste y angustiada en forma difusa,; si te cuesta tomar decisiones; tienes miedo de que te evalúen mal en el trabajo a pesar de dar lo mejor de ti o piensas que tal vez tienes síntomas de una enfermedad neurodegenerativa; primero evalúa si no estás siendo víctima de un psicópata, sociópata y narcisista en el ámbito doméstico o laboral



6 comentarios:

  1. Hacer dudar de la cordura: sin duda para mí uno de los puntos más dolorosos y difíciles de tratar: te hacen perder el norte, la realidad, dudar y por consiguiente te provocan inseguridad= más vulnerabilidad delante del/la narcisisista. En mi caso rompió porque yo había dicho que no me hacía feliz -> mentira. Fué igual intentar explicarselo mil veces porque así me cargó a mi con la culpa de dejar la relación. Otra frase muy recurrente es que yo sacaba conclusiones sin fundamento cuando en realidad con su ambigüedad lo que me provocó fueron dudas, pero eso obviamente él no lo entendía.Pocos días antes de pillarlo con la otra, pasó a llamarme enferma, loca y que esto no iba de terceras personas (para reirse pero yo entonces incluso me lo creí...pensé que igual era una amiga y yo una malpensada y todo volverái a su cauce). 10 dias tras la ruptura me respondió a un correo mío escrito con amor y pidiéndole recuperar la gran amistad que teníamos de una forma victimista, acusándome de que yo no tenía en cuenta la presión a la que estaba sometido, laboral, personal,etc... y que por eso estába más distante (la verdad la supe 1 mes después...ya estaba con ella). Otra forma de hacerte volver "loca" fué culpabilizarme de manías persecutorias y de atacar su integridad cuando no hice nada de eso (luego supe que su miedo era que yo iba a ir a desarrollar una afición que me apasiona al mismo lugar que él y que su "nueva novia" y de ahí su pavor y su ataque).
    Pero de todo te enteras después. Mientras ocurre crees que estás haciendo algo mal, te desgastas psiquicamente y fisicamente , no entiendes el cambio brusco de carácter ni entiendes la falta de tacto. Claro que hice cosas mal pero ni por asomo con ganas de dañar a nadie. Como muy bien decís al principio de éste post: te desorientan.

    ResponderEliminar
  2. Niegan la experiencia contigo, niegan lo evidente porque se les permite.

    ResponderEliminar
  3. Mucho.. mucho, gran parte de lo que dice lo he sufrido.. y me una rabia que tengo ganas de romper todo.. pero siento hasta las manos.. todavia no puedo asociar nada y la extraño.. la extraño tanto.. este contacto cero me está partiendo en dos, sobre todo porque cuando a uno "lo patean", bueno duele, pero se resigna y sigue adelante, pero haber sido yo quien la dejó harto de sus abusos, me desgarra diariamente por dentro, dos meses despues de vuelto a mi ciudad natal, 400km alejado de ella, he vuelto a mi profesión, que habia dejado estando con ella, trato de continuar, pero hay momentos en que me encuentro sumido en una profunda tristeza, una amargura que se aloja en mi garganta, y leo informes como este, y deseo no haberla conocido nunca, aunque por diversas circusntancias, estuvo en un momento clave de mi vida, y me doy cuenta que por mi reaccion no se si llegó a erosionar mi identidad, lo que como siempre le dije "te topaste con pencas", pero si que me lastimó profundamente, dejó sus secuelas.. fea y triste epoca de mi vida...pero bueno, trato con todas mis fuerzas de no romper ese contacto cero, pero cuanto cuesta.. y cuanto duele..toparse con la narcisista de los libros.. seductora, morena, alta, hermosa..hoy ninguna mujer me parece atractiva..es terrible..a Dios le pido dejar de sufrir como hoy.. saludos, desde Córdoba, Argentina

    ResponderEliminar
  4. El fiel retrato de lo que ha hecho mi madre, toda la vida. Sólo hace unos años, despues de una relacion de pareja (breve, por suerte) con un psicópata de manual, me di cuenta de que ella también lo es, o al menos una narcisista. Pero, cómo lograr el "contacto cero" con una madre, sin sentirse la peor basura del mundo, aunque haya dedicado su vida a destruir a sus hijas?

    ResponderEliminar
  5. Que terrible que esto pase, yo lo viví y en algún punto pensé si quizás el tenía razón y gracias a Dios me afirme en lo que yo misma creía y eempecé a hacerle lo mismo a el y callo se desmoronó y la relación acabo lo eche de mi casa y aunque me ha llamado lo he evitado al máximo nada mas con.alhuien.como el!

    ResponderEliminar
  6. Que terrible que esto pase, yo lo viví y en algún punto pensé si quizás el tenía razón y gracias a Dios me afirme en lo que yo misma creía y eempecé a hacerle lo mismo a el y callo se desmoronó y la relación acabo lo eche de mi casa y aunque me ha llamado lo he evitado al máximo nada mas con.alhuien.como el!

    ResponderEliminar